Impuestos y robots

Panorama Digital
Impuestos y robots
/

Dentro de algunos años muchos de los trabajos que hacemos los seres humanos será realizado por robots.

Algunas estimaciones indican que los trabajos en áreas como la medicina, la construcción, el transporte y las finanzas serán los primeros en ceder ante la era tecnológica.

Ante eta realidad, un grupo de economista ha sugerido que los robots que trabajen, también paguen impuestos.

Así como lo escucha, la idea es que los robots tributen, tal y como lo hace una persona.

La propuesta se basa en la afectación que tendrá para las finanzas públicas que los puestos trabajo ocupados hoy por humanos sean sustituidos por máquinas, lo que podría significar un deterioro en los servicios que recibe la ciudadanía.

El primero en insinuar el gravar el trabajo de los robots fue el cofundador de Microsoft, Bill Gates quien en una entrevista hace unos 7 años indicó:

«Ciertamente, habrá impuestos relacionados con la automatización. Ahora, por ejemplo, si un trabajador humano produce, digamos, US$50.000 en una fábrica, esa cantidad está gravada, hay que pagar el impuesto de la seguridad social, todas esas cosas. Si un robot entra para hacer lo mismo, uno tendría que pensar en cobrarle impuestos similares al robot»

Y no crea que estamos hablando a largo plazo, imagínese que en Corea del Sur se le redujeron los beneficios a las empresas que estaban impulsando la automatización con el fin de “sostener” los puestos de trabajo de sus ciudadanos. Así que pensar en más bien crear impuestos a la tecnología no estaría muy lejos de convertirse en una realidad.

Desde luego que esta la medida coreana tuvo también sus fuertes críticos, ya que para algunos esto es un freno al avance de la tecnología, por lo que en lugar de pensar en impuestos, se debería buscar la forma de acompañar a las personas que resulten desempleadas para que desarrollen nuevas habilidades que les permitan reinsertarse nuevamente en el mercado laboral.

Sea como sea, el resultado parece ser el mismo, la mayoría de los países sigue considerando una necesidad los impuestos y mientras eso sea así, a nosotros nos toca, pagarlos.

Los comentarios están cerrados.