Feliz Navidad

Panorama Digital
Feliz Navidad
Loading
/

Un bello, colorido y brillante atardecer, cual si fuera una acuarela pintada por las manos de Dios, aires frescos, finos rocíos y una estrella reluciente, anuncian un aniversario más del nacimiento de Jesús. Crepúsculo que suavemente oscurece la luz del día para disfrutar de una noche de paz, noche de amor y decir feliz navidad.

Navidad, dulce navidad, natividad de Jesús en un pesebre, el nacimiento humilde del Hijo de Dios, envuelto en una cobija de amor que, envolverá a la humanidad, al perdonar las iniquidades y limpiar los corazones de las personas de buena voluntad, para que gocen de felicidad en esta y la próxima vida junto al Creador.

Ese limpiar los corazones de las personas de buena voluntad significa; limpiar el odio con el perdón y la tolerancia, ayudar sin interés y generosamente, a quién   necesita, ayuda que va más allá del dar, al punto de enseñar al prójimo, como se gana la vida honestamente y no ser una carga para la sociedad.

El nacimiento de Jesús abriga a la humanidad con una cobija de amor, amor que elimina la envidia, el egoísmo y la avaricia, elimina la agresión, el ventajismo y la discordia, el amor de Jesús elimina las guerras, la explotación del hombre por el hombre y la destrucción por parte del ser humano del medio ambiente.

La navidad, nacimiento del Niño Jesús que, con su humildad, sabiduría y gran amor, enseña la sana convivencia, la justicia y la paz. La navidad no es papá Noé, la navidad no es San Nicolás, ni Santa Claus, personajes desarrollados por la sociedad de consumo para desmerecer el verdadero sentido de la navidad.

Hoy la navidad la resumen los comercios paganamente en, “felices fiestas”.  Esta no es la Costa Rica de valores y tradiciones que, nuestros antepasados querían para las nuevas generaciones. El libertinaje, el despilfarro y el irrespeto a los valores, no es la navidad de los costarricenses bajo el eslogan, “felices fiestas”.

La navidad invita a una reflexión; el nacimiento del Niño Jesús y su legado de amor y perdón, más el ejemplo de humildad, sabiduría y servicio que, hasta sus 33 años Jesús llevó a la Cruz. Santa Cruz, donde Jesús extiende sus brazos en señal de aceptación amorosa, al perdonar a la humanidad.

Una mirada cristiana sobre la navidad es actuar con amor, honestidad y justicia.  Tratar al prójimo como a ti mismo. Amarnos los unos a los otros, como Jesús no ama. 

Feliz navidad en una noche de paz, noche de amor para Costa Rica. 

Los comentarios están cerrados.