Estrategias para no gastar de más en el supermercado.

Panorama Digital
Estrategias para no gastar de más en el supermercado.
Loading
/

Cuando vamos de compras al supermercado debemos ir preparados y siguiendo las palabras del Presidente de la República, todos “alineados” con el objetivo: comprar lo que se necesita, sin pasarse del presupuesto.

Pero al frente tenemos rivales de peso, algunas se llaman impulsadoras, otras demostradoras y sin lugar a dudas otra cruel adversaria se llama: psicología del consumidor.

Por eso, hoy en Panorama comentaremos en modo secreto algunas técnicas que utilizan algunas famosas cadenas de supermercados para hacer que compremos más.

Cual similitud con lo que hacen los supermercados aquí es pura coincidencia.

En primer lugar, vaya lleno. Las grandes cadenas permiten que sus marcas de degustaciones y al probar ese pedacito de salchichón parrillero o de queso de palmito, caemos en tentación y compramos ambos. Si fuera lleno, es probable que ese ardid pasaría inadvertido para usted.

Otro consejo, sino necesita un carrito, no lo lleve. Estos carritos son bastante grandes y al colocar usted las 3 o 4 cosas que necesitaba comprar, lo que notará será u gran vacío que subconscientemente intentará llenar con artículos que no necesita.  

En muchos supermercados las frutas y las verduras está a primera vista, esto es porque la impresión inicial resulta decisiva en cualquier negocio. A la empresa le interesa que lo primero que vea al adentrarse en su espacio sea una atractiva colección de productos frescos, coloridos, de buen olor y saludables. Las investigaciones han comprobado que si empieza adquiriendo este tipo de comestibles, la conciencia se adormece y luego se es eres más proclive a comprar otro tipo de productos menos saludables. Si usted es coincidente ello es menos probable que sucumba ante esta estratagema,

Y secreto más, Los productos caros siempre están a 1 metro 60 de altura más o menos, para que ni altos ni bajos tengan que inclinar mucho la cabeza para verlos. Las Golosinas, dulces, gusanitos y otras cosas que gustan a los niños se ponen a la altura de sus ojos es decir un metro o menos. Mientras que en los estantes más bajos, están los productos más baratos, ya que es donde menos miramos.

Mañana le ofreceremos más consejos para ir al super de compras y no morir en el intento.

Los comentarios están cerrados.