¿Está Costa Rica domesticada?

Panorama Digital
¿Está Costa Rica domesticada?
Loading
/

Hace muchos años un famoso personaje de la política nacional mencionó, “el pueblo de Costa Rica está domesticado”.  Desde entonces y tiempo antes, muchos quizás no todos, los sacrificados y diligentes  trabajadores de la política y cargos públicos, se han dedicado a legislar en beneficio propio, como si este enunciado les concediera licencia para auto decretar privilegios inmerecidos, anti éticos y descarados que, mantienen en el subdesarrollo y en la pobreza a nuestra querida Costa Rica.

La realidad de que nuestro país es uno de los más caros del mundo, la realidad de que el rezago nacional supera los 60 años, la realidad de que la institucionalidad cada día está más débil, ya no sorprende a propios ni a extraños.

La clase media desaparece a pasos agigantados, se revela una sociedad en agonía, plagada de contrastes, deficiencias y necesidades, donde las posibilidades de bienestar son menos cada día para una gran mayoría de los costarricenses, fenómeno en crecimiento, más para un sector muy reducido, las arcas del estado están a su disposición, como si fuera la caja chica personal y un derecho adquirido.

El pueblo de Costa Rica no está domesticado, el pueblo de Costa Rica es un pueblo decente, prudente e inteligente, que ha sido víctima de engaños, robos y componendas, por parte de  gente sin escrúpulos que, se aprovechan del poder conferido por el pueblo para enriquecer a este selecto, reducido y desvergonzado grupo, que lejos de cumplir con los deberes que la nación de buena fe puso en sus manos, más bien sumergen al país en el caos y la banca rota.

Pensiones de lujo a costa del bolsillo de los más pobres, a costa de elevar el número de cuotas que era de 300 para una humilde jubilación a los 61 años y 11 meses, que ahora de un solo dedazo, burlan a los cotizantes del régimen anterior que, a partir del 28 de febrero del 2018, los trasladan a recibir la pensión hasta el año 2021; manipulaciones antojadizas, deshumanizantes e injustas, mientras tanto funcionarios políticos y públicos se jubilan con jugosas pensiones que no se han ganado, ni en tiempo y menos en cuotas.

Costa Rica no está domesticada, Costa Rica ya  está  cansada de las elites corruptas de cuello blanco que irrespetan y atropellan acuerdos y las garantías de la nación, como si fuera poco lo anterior, el fantasma de más impuestos  amenaza con vaciar aún más, los bolsillos del pueblo.

Costa Rica ya casi no alcanza… ni para los costarricenses.

Los comentarios están cerrados.