El Sexto Informe del Estado de la Educación; la Educación Superior

Recientemente se presentó el Sexto Informe del Estado de la Educación, el cual en su capítulo V denominado:  La Evolución de la Educación Superior, da a conocer datos y cifras que deben llamarnos a la reflexión principalmente en todo aquello relacionado con el aseguramiento de la calidad de la Educación Superior que se imparte actualmente en nuestro país.

Veamos a continuación algunos de los hallazgos más relevantes relacionados que señala este informe:

1)Los mecanismos para el aseguramiento de la calidad son débiles o de baja cobertura.  La acreditación, que se definió como  proceso voluntario, no logra aumentar la cobertura

2) Los procesos de la evaluación para el mejoramiento continuo de la calidad avanza a pasos muy lentos

Dos décadas después de que se habilitara la acreditación de la educación superior, solo un 10% de los graduados en los últimos cinco años egresó de una carrera acreditada.

3) El 58% de las carreras acreditadas pertenece a las Universidades Públicas, que entregan tres de cada diez títulos.

4) Solo el 8% de la oferta académica autorizada estaba acreditada y la cobertura del sistema es aún menor en sedes regionales.

5) El porcentaje de acreditación varía por universidad. El TEC es la que tiene mayor proporción de su oferta académica acreditada, con un 32%; seguida por la UNED con 15%, la UNA con 10% y la UCR con 7,2%. Las Universidades Privadas en conjunto han acreditado el 6% de su oferta.

6)   De las cinco Universidades Públicas, cuatro cuentan con   carreras acreditadas. De las 54 Universidades Privadas existentes solamente  once  cuentan con carreras acreditadas.

Estos hallazgos nos señalan la importancia de fomentar los procesos de acreditación en las Universidades del país como garante de la calidad  ya que los sistemas de acreditación dicho por el propio informe  son  los mecanismos más utilizados en el mundo para buscar el aseguramiento de la calidad de la enseñanza universitaria mediante la aplicación de estándares internacionales de calidad que se traducen en múltiples beneficios  para los estudiantes y futuros profesionales   pues la acreditación da fe pública de la calidad de una carrera y de su compromiso con la mejora permanente.

Ciertamente el Sistema de Acreditación de la Educación Superior de Costa Rica, el SINAES  ha venido realizando grandes esfuerzos en aumentar la cobertura de las carreras acreditadas, proceso según la normativa en nuestro país de carácter voluntario por parte de las Universidades ,no obstante los datos que refleja este Sexto Informe del Estado de la Educación  dan cuenta de la urgencia de colocar  el aseguramiento de la calidad de la Educación Superior como uno de los temas relevantes de discusión nacional.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.