El reparto igualitario de la miseria: Ahora en televisión estatal

Panorama Digital
El reparto igualitario de la miseria: Ahora en televisión estatal
/

Winston Churchill, el famoso político británico y ex Primer Ministro durante la Segunda Guerra Mundial, dijo: “El vicio inherente del capitalismo es el reparto desigual de las bendiciones. La virtud inherente del socialismo es el reparto igualitario de la miseria”.

El chavismo es el vehículo de moda entre algunos para hacerse del poder, engañando al pueblo primero y, claro, firmando luego convenios en radio y  televisión con Cuba, lo que la triste experiencia nos enseña que siempre tiene el propósito de adoctrinar, y cuando no, el de filtrar propósitos camuflados de asesores vergonzantes.

Carlos Alvarado Quesada se ha mostrado débil y complaciente con lo hecho para fortalecer lazos con dictaduras como la cubana.  Parece que la fórmula de un grupúsculo es la de llevar al país a la miseria y el socialismo, los cuales, al fin de cuentas, son lo mismo.

Los diputados en la Asamblea Legislativa no alzan la voz con hidalguía, alguno pare por el contrario ser sirviente del gobierno, y no oposición responsable. Un plato de lentejas parece hacer olvidar a algunos el cargo de representación que como mandato ejercen.  Debe recordarse que la población no olvida y que las facturas en la política no prescriben.

¿Pretende el gobierno disfrazar a agentes de inteligencia del G2, el servicio de inteligencia cubano responsable de golpes de Estado y desaparición de opositores a lo largo y ancho de América Latina, de periodistas?

El SINART ha demostrado, no pocas veces, al igual que otros medios, sesgar las opiniones de los entrevistados y defender las posturas del gobierno, divulgando una ideología y suprimiendo de alguna forma más sutil pero progresiva la libertad de expresión. Ese proceder no educa, adoctrina, pasó de ser, aquel medio de enseñanza con programas para expandir la mente, a socializar a la población a partir de premisas falsas.

No cabe duda que los socialistas van ganando el partido, y por goleada, con políticos arrastrados, que no hacen por dónde para sacar la casta y defender al pueblo pero se ofenden cuando se les dicen las verdades en la cara. Los defensores del pueblo, no deben defender las gollerías en el sector público, como los pluses salariales en universidades públicas. No alzan la voz contra las contrataciones administrativas irregulares pero se enojan cuando se les pone en evidencia por su ineficiencia, oportunismo, complacencia y concupiscencia.  

Lamentablemente, pareciera ser que al grueso del pueblo no le interesa y, como en Costa rica no hay escándalo que dure tres días, para el próximo partido de futbol se habrá olvidado este acuerdo entre el SINART y la radiodifusión del régimen cubano.

Poco a poco, como la rana, nos ebullirán hasta la muerte. Pues la única abundancia en el socialismo, son la pobreza y la miseria, ah, y ahora, pasarán a ser serán promovidos por nuestra radio y televisión estatales, con alguna bandera que disfrace el verdadero propósito.

Los comentarios están cerrados.