El golazo de los diputados y el caso de la Cochinilla

Panorama Digital
Panorama Digital
El golazo de los diputados y el caso de la Cochinilla
/

Mientras todos estábamos distraídos con el caso de la Cochinilla, los diputados en la Asamblea Legislativa aprobaron, en primer debate, un nuevo paquetazo de impuestos: La renta global, un total de 95.193 trabajadores asalariados -tanto del sector público como del privado- se unirán al grupo de costarricenses que deberán pagar dicho gravamen mes a mes. Hasta la fecha estos trabajadores están exentos del pago de impuesto sobre la Renta.

No es posible que siga el gasto en las instituciones estatles y públicas y que en éstas las altas autoridades del Ejecutivo, no implementen las normas internacionales contables para el sector público, pero sí corren a aumentarnos los costos de los servicios públicos y a meternos más impuestos. Señores diputados, entiendan: El pueblo no aguanta más impuestos.

¿Qué motivos tienen los diputados para seguir aprobando paquetazos de impuestos y cuáles beneficios se obtienen al aprobarlos?

Cuando se aprobó la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, conocida popularmente como el “Plan Fiscal” en el 2018, fue con la esperanza que reduciera el gasto y para que no existieran más impuestos a futuro. Ya tenemos 110 clases de impuestos, sí escuchó bien, ¡110 clases de impuestos!¿Nuevos impuestos para seguir con la fiesta, esa que usted y yo paguemos? Qué duro golpe para la gente trabajadora. No se vale.

Sin embargo, al parecer, para no pocos diputados y para el Ejecutivo los impuestos vigentes no son suficientes. Por esto es importante repetir la pregunta ¿Cuáles son los beneficios para el país, de  aprobar este nuevo paquetazo de impuestos?

Muchos creemos que la actual Asamblea Legislativa ha sido una de las peores, desde que se fundó la Segunda República en 1949 y para muchos esto lo refleja su doble moral, su doble juego, sus promesas incumplidas, su evidente falta de control político. No todos los diputados son así, claro está, pero una gran cantidad sí y parecieran estar al servicio de intereses que no son precisamente los del pueblo.

No hemos visto, por ejemplo, a la mayoría de los diputados alzar la voz y exigir de una vez por todas la aplicación de las normas internacionales contables para el sector público, con las cuales, en gran medida, se pararían los chorizos que se dan todos los días a vista y paciencia de muchos. Tampoco hemos visto que busquen la elimicación de los pluses salariales y pensiones abusivas, con cargo al presupuesto nacional.

De proceder de esa manera se sanearían las finanzas públicas y así no habría necesidad de meterle nuevos impuestos a la gente. Sin embargo el saneamiento de las finanzas públicas, a partir de los hechos del caso Cochinilla, queda claro que no ser el objetivo principal para algunos altos funcionarios.

Mientras alguna gente no tiene ni que comer, algunos viven vidas de lujo, a punta de leyes desproporcionadas e irracionales, que alchuetean toda clase de abusos, leyes que favorecen a unos pocos y perjudican a grandes mayorías.

________________________________________________________________________________________________

«Rectificación y ofrecimiento de las obligadas disculpas a los señores diputados y a los costarricenses
En el comentario transmitido el cinco de agosto de dos mil veintiuno, en Panorama, este comentarista indicó que el proyecto de ley para la renta global había sido aprobado en primer debate, cuando esto no es exacto; mi error obedece a una interpretación inexacta de una fuente periodística que leí.
Reitero mis disculpas por ese error, sin embargo, el eje principal del comentario fue, es y será, que este pueblo ya no aguanta más impuestos.
Felipe Guadamuz Flores».