El futuro y la formación para el trabajo: ¡ya están aquí!

Todos los días escuchamos y vemos en algún medio, y cada vez más en las redes sociales, acerca de los efectos que está produciendo la tecnología en los empleos. Muchas personas anuncian alarmadas y basadas en estudios económicos, que se perderán cientos de miles, que algunos ya desaparecieron y que otros están en vías de extinción.
Son varios los cambios que están ocurriendo, hay una nueva revolución tecnológica, que impacta en el mundo del trabajo. Se están mundializando las cadenas productivas y los bienes y servicios que consumimos muchas veces tienen componentes elaborados en cuatro o cinco países. Las nuevas prácticas comerciales y de integración global, también ocasionan cambios sin precedentes en los empleos.
Respecto al futuro del trabajo hay teorías optimistas y pesimistas. Sin embargo, es un hecho que las capacidades y habilidades que necesitan las personas trabajadoras están teniendo un drástico cambio. Al analizarlo a fondo, especialistas han encontrado que cada vez son más demandadas las capacidades no rutinarias que implican la aplicación de conocimientos.
Al decir de especialistas –ciertamente más optimistas- lo que estamos presenciando es una demanda por habilidades más complejas, donde la persona trabajadora deberá aplicar conocimientos, capacidad de relacionarse, resolver problemas, entender tendencias, construir equipos de trabajo; algo que ciertamente se complementa muy bien con un mundo automatizado y que las máquinas no pueden hacer.
Desarrollar esas nuevas capacidades, es el trabajo de las instituciones de formación profesional que como el INA en Costa Rica, existen a lo largo y ancho de América Latina y el Caribe. Se trata de mejorar la competitividad y productividad de los países a partir del talento humano; las capacidades de las personas, sus habilidades y competencias laborales.
Es por ello, que entre el 9 y el 11 de agosto, se reunirán las personas responsables de la formación para el trabajo en San José, con el INA como anfitrión y el apoyo técnico de OIT con Cinterfor, su Centro especializado en desarrollo de habilidades, que funciona en Uruguay. En esta ocasión, más de 22 instituciones nacionales y 40 instituciones sectoriales públicas y privadas se darán cita. El llamado es justamente, para desarrollar estrategias de reinvención y adaptación ante estos rápidos y vertiginosos cambios.
Se trata de la mayor reunión de personas expertas de la región y el mundo, para analizar cómo se afrontará este desafío y como se deberán generar cambios en la forma de educar para el trabajo. En esta reunión, se analizará el papel del diálogo social entre el sector empleador, trabajador y gubernamental; el incentivo a los mecanismos de aprendizaje en la empresa, los planes y programas de desarrollo productivo y competitivo, la atención a las poblaciones más vulnerables y el papel de la cooperación internacional, entre otros.
Enrique Deibe
Director del Centro Interamericano para el desarrollo del conocimiento en la formación Profesional OIT- CINTERFOR

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.