El coronavirus y la economía

La salud es bienestar y es vida y la economía es el motor que mueve a una nación, en consecuencia, una sociedad no puede existir sin la economía y la economía no puede existir si no hay salud.

He aquí el dilema ante la necesidad de vencer la pandemia del coronavirus y la urgencia de reactivar la economía; clara señal de que la arremetida debe ser en ambos flancos simultáneamente y con mucho tino.

Salvo el descuido que se ha dado en la Zona Norte, Costa Rica ha venido atendiendo la pandemia con eficiencia, gracias a tener uno de los mejores sistemas de salud del mundo.

El país al igual que muchos otros países ha dado el paso hacia una reactivación gradual de la economía a partir del mes de junio de 2020 y en esta etapa es fundamental la búsqueda constante del punto de equilibrio en tres direcciones:

¿Cuánto puede soportar el sistema de salud?

¿Cuánto puede soportar la economía?

¿Cuánto puede soportar la población las restricciones y limitaciones en evidente afectación de su bienestar material y emocional?

Es como ir conduciendo un automóvil por un camino con mucha neblina, muy quebrado, con paredón a un lado y precipicio al otro, lo que obliga ir en un constante acelere y frene para continuar acelerando, unas veces inclusive, obligados a retroceder cuando hay obstáculos en la vía.

En esta etapa de reactivación gradual de la economía es de primordial importancia, ahora más que nunca, que la población acate estrictamente los protocolos de salud indicados por las autoridades, ya sea para vencer o para convivir con la pandemia por un periodo mayor, pues todo dependerá de que se invente una vacuna para prevenir la enfermedad o que se descubra o se produzca un medicamento eficaz para tratarla.

Ante este panorama las autoridades deben ser más estrictas con los ciudadanos que irrespeten los protocolos de salud sugeridos, de tal manera que sea posible combatir la pandemia e impulsar la reactivación de la economía, simultáneamente y sin mayores tropiezos. 

Después de la pandemia la vida no será igual, aprovechemos entonces para hacerla mejor, tenemos el talento humano para lograrlo. Hemos hecho cosas grandiosas como país y podemos hacer todavía más.

Siempre es posible dar un paso más allá no importa el lugar donde nos encontremos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.