Educación: urge un salto de calidad

¿Cuál es la ruta  que debemos recorrer para salvar la educación de Costa Rica? Sí, salvar, pues el estado de ella es realmente muy complicado. Nuestra educación, en medio  de tantas  serias dificultades,  requiere de un repunte, un esfuerzo gigante debe ser realizado  en el tema de la capacitación de los educadores.

La acción gubernamental educativa en toda Costa Rica, debe de promover la capacitación permanente de los educadores. Esto también podría llamarse la educación continuar, pues ella es el valor más profundo que tenemos en el país.

Esto, no es solo una responsabilidad del Ministerio de Educación, sino de todos los interesados en la educación, que en Costa Rica somos miles. La  educación continua, la formación de maestros y profesores, es fundamental para nuestro país. Pues el trabajo educativo, es el más  importante esfuerzo, junto con el de la salud,  para sostener la estabilidad  de  este país. 

La formación de los educadores es la formación del alma nacional. Y  el corazón de nuestra educación deben ser tanto en aspectos académicos pero sobre todo en valores ¿Cuáles? Honestidad, respeto a la vida, trabajo, esfuerzo, alegría, constancia, veracidad Cito  solo algunos, para que no nos perdamos  en lo fundamental. 

Cuando nos acercamos a los 200 años del nuestra  independencia,  Costa Rica, en medio de las dificultades, tiene que  dar un salto de calidad, para apoyar a los educadores  y su crecimiento  profesional, personal y espiritual.

La educación continua, no necesariamente debe estar  complementada por   cursos costosos. La educación continua, puede ser  leer y comentar obras educativas de actualidad, artículos educativos de utilidad,  estudio de  videos y programas de radio, con conferencias de educadores de prestigio y lo más sencillo, es  escuchar y conversar con los educadores pensionados o de más experiencia, que por sí mismo  son un gran aporte a la educación del país.

También nosotros como  ciudadanos, interesados en la educación,  podemos dar un aporte, organizando un seminario para educadores, financiado  un evento educativo. En estos apoyos y aportes está  la luz profunda de nuestra democracia, que  no puede parpadear, debe ser  solida, constante y resistente al embate de la pereza y la ignorancia.

Los comentarios están cerrados.