Cuidad a nuestra ciudadanía, nuestras fronteras y a los migrantes

Panorama Digital
Cuidad a nuestra ciudadanía, nuestras fronteras y a los migrantes
Loading
/

Nuestras fronteras, en  una  sociedad global que se mueve, no llegan a Peñas Blancas o Paso Canoas. La realidad es que están intercomunicadas, con los problemas del mundo: Miseria, falta de oportunidades y ausencia de posibilidades educativas y de trabajo. Los migrantes que llegan a nuestras fornteras vienen huyendo de estas realidades.

A Costa Rica, no le sirve la falta de formación de las personas. El paìs necesita personas bien formados en todo el país. Nos interesa que las escuelas estén llenas de alumnos deseosos de aprender. Necesitamos educadores enamorados e interesados en enseñar conocimientos y de padres de familia que sí se comprometan efectivamente con la educación de sus hijos.

A Alemania, hace unos 3 años, llegó una ola de migrantes, de más de un millón de personas, recibieron apoyo gubernamental pero debieron poner en orden sus papeles y sus familias recibieron posibilidades de aprender alemán, capacitación para un trabajo y poco a poco, se fueron integrando al sistema empresarial alemán. No ha  sido fácil. Han existido malas experiencias, pero su integración ha sido importante para la economía alemana.

La familias  alemanas necesita tener más hijos, y familias estables,  este es un reto geopolítico,  que  hoy ocupa a toda Europa y también a Costa Rica. Toda familia estable, integrada y sostenible, es una riqueza para todo país.

La migración, no sustituye, la baja en la población autóctona alemana, pues  en cada familia, esta el espíritu de la nación. Y esto interesa tenerlo presente en la polírtica de migración. Los migrantes son una realidad, es un fenómeno humano, que afecta a  muchas  naciones  y Costa Rica no se salvará de sus efectos. Deberemos convivir con el problema.

Además de las medidas de control y de seguridad, que deben existir en todo  país, Costa Rica debe tener una política migratoria acorde a las nuevas realidades humanas y geopolíticas y esta debe ser compartida y coordinada junto a varias naciones pues estamos ante un reto global.

Costa Rica, en medio de sus dificultades, debe asegurar y exigir, que los migrantes que se queden en nuestro país, aprueben un mínimo de educación primaria, por medio de los distintos medios, que ofrece el Ministerio de Educación.

Lo cierto es que todos los segmentos de la población del país deben tener efectivamente asegurada la enseñanza primaria  y secundaria, aunque sea con años de retrazo.

Nuestra batalla es por la oportuna y digna educación para todos. En el caso de los migratantes deben tener acceso al sistema educativo, respetar las leyes y aportar a la seguridad social.  

Vivir en Costa Rica no es gratis.Todos debemos aportar

Los comentarios están cerrados.