Covid-19, tres retos y una oportunidad

Presidente Carlos Alvarado Quesada, Presentación del Programa Contra la Evasión Fiscal, Casa Presidencial, Costa Rica. 20 Junio 2018. foto: Roberto Carlos Sánchez @rosanchezphoto
Panorama Digital
Panorama Digital
Covid-19, tres retos y una oportunidad
/

La pandemia del Covid 19 nos enfrenta a tres grades retos: aplanar la curva del virus para evitar la saturación del sistema de salud y minimizar en lo posible las muertes, apoyar a las personas y hogares que en este periodo hayan perdido o visto reducidos sus ingresos para prevenir que haya hambre y desesperación, al tiempo que se protege nuestro tejido laboral y empresarial a la espera de reiniciar, y lograrlo sin una quiebra en las finanzas públicas, que también tendría gravísimas consecuencias.

Debemos tener la habilidad de un malabarista.

Para lograrlo, en materia de salud debemos seguir las directrices del Ministerio de Salud y de los especialistas. Además, desde lo público y con el apoyo del sector privado, seguiremos ampliando nuestras capacidades para enfrentar el Covid-19.

Reforzamos las medidas sanitarias migratorias, lo que hemos hecho bien para proteger a nuestro país no debe verse afectado por la falta de medidas del gobierno de Nicaragua.

En lo social, ya desde el Ministerio de Trabajo, el IMAS y la CNE desarrollaron un programa para apoyar a las familias.

En lo económico se han dispuesto medidas para hacer frente a la situación, principalmente aliviando a los hogares más afectados y dando un respiro temporal a las empresas. Deberemos tomar otras medidas en las semanas que vienen. Tanto para ayudar a la gente, como para mantener un Estado económicamente viable.

También en los próximos días y semanas escucharé. Escucharé las propuestas de distintos actores de todos los rincones del país para conocer de primera mano su afectación y sus ideas.

El gran reto consiste en que logremos manejar los tres desafíos y a la vez abordemos esta cuarta esfera que consiste en concretar toda una agenda de desarrollo y progreso.

El país aprobó los comités para ingresar a la OCDE, se inauguró el paso a desnivel de Garantías Sociales y se ha continuado trabajando en otras obras de infraestructura. El Congreso aprobó la ley para regular las comisiones de datáfonos y está presto a votar la tasa de usura.

Hay que avanzar con la inversión pública: el Tren Eléctrico, las carreteras San José- San Ramón, San Ramón-San Carlos y la ruta 2 a Cartago.

Vemos a las instituciones públicas y privadas trabajando unidas para hacer respiradores, distribuir alimentos y medicinas a domicilio, elaborar equipo de protección o acondicionar un hospital como el CENARE en 11 días.

Eso somos capaces de hacer cuando trabajamos juntos.

Costarricenses, sigamos con las mangas arrolladas. En unión Costa Rica saldrá adelante y se levantará más fuerte en el Bicentenario. Manos a la obra.

Los comentarios están cerrados.