Costa Rica debe encontrar su brújula por la paz

Panorama Digital
Panorama Digital
Costa Rica debe encontrar su brújula por la paz
/

El inmenso  esfuerzo por recuperar la educación, no será nada fácil. Pero hemos de ser positivos. Lo más valioso es que, Costa Rica  tiene  las  escuelas, colegios y universidades abiertas, y los educadores están trabajando intensamente despues de largos cierres por la pandemia.

Los resultados de algunos trabajos académicos, nos revelan poca capacidad  lectura y una mala escritura en algunos estudiantes. Esto se agravó con la pandemia. Pero no hemos de desesperar. Toda la América Latina, ha tenido sus centros educativos largamente cerrados, al igual que Costa Rica.

El reinicio de la educación, requiere del aporte de todos: Docentes, padres de  familia y estudiantes. El diálogo familiar, es  un gran aporte y un motor en la educación, aunque los padres de familia no sean expertos  en aspectos  educativos. Pero todos, mamá y papá deben de saber que, la simple lectura de un cuento a un niño de 3 años o menos, es un aporte fundamental para su proceso educativo y más cuando estos libros vienen acompañados de bellos colores y dibujos. 

La educación preescolar  necesita de ese profundo apoyo de los padres de familia, nada es superficial, siempre hemos de tener tiempos de lectura para nuestros niños en el hogar.

Existe además la necesidad urgente, de  realizar una viaje profundo a la educación de importantes las  valores esenciales de nuestros principios educativos. Los docentes deben  saber que necesitan un  profundo cambio de vida. Un enfoque de educación rápido e innovador es necesario. Los educadores y todo el magisterio lo deben saber, que la misión de un docente es educar para cambiar la vida positivamente de las personas y de Costa Rica, sembrando el valor fundamental de educar y educarse en estos días. Educarse académicamente pero también para una convivencia social pacífica.

Más que grandes elucubraciones, lo que se necesita hoy día, con toda claridad para los alumnos de Costa Rica,  es la necesidad de detener la violencia en todo el país. El costarricense debido al tráfico de la droga, problemas económicos entre otros, lamentablemente pareciera haber ha perdido el respeto por la dignidad y la vida humana. Este es un tema clave para  todo nuestro país. La violencia no puede seguir dándose, hemos de detenerla por medio de la educación sólida en valores y principios, además de la acción policial.

La respuesta del no a  la violencia, debe  venir de lo profundo de nuestra nacionalidad y virtudes patrias. Detener la violencia requiere además de la participación de todos, para cambiar a todos, e ir juntos como nación hacia una paz social con solidaridad y respeto.

Hacer del respeto a la dignidad y vida humana una lección diaria en nuestras aulas, en nuestros hogares, en los centros de trabajo, en las carreteras y nuestras ciudades, debe ser un urgente objetivo nacional.