Convenio con el FMI

Panorama Digital
Convenio con el FMI
Loading
/

El Gobierno de la República ha entrado en la etapa de aprobación legislativa de la negociación por un préstamo con el Fondo Monetario Internacional para refinanciar deudas caras por un préstamo barato y de más largo plazo

Muchas personas sienten desagrado por tal acuerdo de préstamo por las obligaciones a las que está sujeto. Algunos repiten que el problema del déficit fiscal radica no en los salarios y pluses, incentivos y anualidades, pensiones y privilegios de quienes trabajan para el gobierno. Llevan razón al señalar que ese aspecto no es la única causa del déficit y que el pago de los intereses es cada vez más importante y compite en importancia con las pensiones, salarios, pluses y demás erogaciones para cubrir las obligaciones personales.

 Lo que no dicen es que los intereses resultan de las deudas que se han contraído desde hace años para poder pagar esos sueldos y salarios, pensiones y duplicaciones e ineficiencias que aquejan al erario. Las deudas siguen creciendo debido a que los ingresos tributarios no alcanzan para pagar todo el gasto fiscal. El gobierno gasta dos por cada uno de ingresos. Este año 45% del presupuesto será pagado con impuestos y el 55% será pagado con deudas.

Este préstamo solicitado busca que el gobierno no caiga en suspensión de pagos. Nada sería más grave para el país que caer en dicha suspensión y que nadie preste al gobierno que tiene un presupuesto financiado con deuda en el 55%. Este préstamo con el FMI es amargo y nos obligará a hacer lo que no hicimos antes voluntariamente. A nadie le gusta que le recuerden desde fuera los errores, los abusos, las malas prácticas con que se han estado manejando las finanzas públicas y que le obliguen a corregirlas.

¿Pero hay alguna alternativa? Algunos señalan que la moratoria es la salida. Que dejar de pagar intereses a la deuda pública interna es la solución. Pero es sabido que esto afectaría las pensiones de IVM, crearía problemas a los bancos del estado y de rebote a los ahorrantes. ¿Querríamos enfrentar la suspensión de pagos también de pensiones, de intereses y principales de los certificados de depósito de los ahorrantes?

 Hay que enfrentar el problema de frente y con decisión. Este préstamo no es una solución sino un parche. La reforma del estado y el cambio de las normas legales que generan el gasto y las obligaciones fiscales en su origen ambas deben de llevarse a cabo. Para quienes desean que no se paguen los intereses hay una salida es la venta de activos estatales.  

Hay que aprobar el convenio con el FMI y hacerlo con urgencia. Igualmente hay que reducir el gasto y la ineficiencia administrativa

Los comentarios están cerrados.