A ti joven, seguí creyendo en vos

Panorama Digital
A ti joven, seguí creyendo en vos
Loading
/

Carl Sagan, el famoso científico y creador de la serie Cosmos, dijo una vez que las estrellas, cuando son “adolescentes”, durante los primeros cien millones de años de existencia, es cuando mayor actividad tienen y cuando más impredecibles son. Esto no es de sorprender, pues el núcleo sigue inestable y apenas están empezando a formarse.

¿No suena esto parecido a lo que nos pasa a nosotros los seres humanos? Después de todo, somos polvo de estrellas, producto del Big Bang y sujetos a las mismas leyes de la ciencia, como las que vos estudiás en el colegio. Es una época complicada, difícil, llena de inseguridad, especialmente porque se trata de encajar y de ser popular. Cuando uno crece, las cosas cambian, ya no es tan importante encajar y las emociones se comienzan a apaciguar, pero cuando uno es adolescente, nadie lo comprende, y es cierto, nadie comprende que en algún momento fue una estrella joven, un cometa, un universo mental en expansión, y por eso juzgamos sin recordar que pasamos por ahí.

Si hay un solo consejo que yo pudiera darte y que, si pudiera devolver el tiempo tomaría, es el de creer en vos mismo, el no dejarte sentir mal por el qué dirán. Cada persona es un mundo, un universo, tan es así, que si supiéramos utilizar la energía que hay en un solo electrón, podríamos hacer explotar la Tierra entera, y nosotros estamos compuestos de sextillones de células, cada una con millones de átomos y cientos de millones de electrones. ¿Te das cuenta, mi querido amigo joven, de todo el potencial que tenés?

A mis estudiantes siempre les digo que creo en ellos, que si nadie lo hizo antes yo lo hago ahora, pues hay algo que se llama el efecto Pigmalión de Rosenthal, y dice que, al igual que el escultor griego Pigmalión, somos nosotros quienes esculpimos nuestras vidas, somos nosotros quienes esculpimos nuestro ser, somos nosotros quienes nos esculpimos a nosotros mismos.

No importa si antes te dijeron que no podés, yo te digo que sí. No importa si te sentís que no encajás y no valés, yo te digo que sí valés, y mucho. No importa si nadie creyó en vos antes, pues este comentarista, a quien hoy escuchás en la radio, te dice que, pese a no conocerte, que sí cree en vos ,y que muchas personas más creen en vos, pero es importante, para que logrés tus metas de vida, que vos creás en vos mismo, en vos misma. Hay mucho por vivir aún, apenas estás empezando, lo importante es que vivás en el presente, disfrutando del aquí y el ahora, de esos momentos que se van y que ya no vuelven.

Los comentarios están cerrados.