Carácter debe ser un virtud nacional

La partida de  la Ministra  de Hacienda Rocio Aguilar, ha sido sentida en diferentes  sectores  del país,  de manera doliente. 

La razón  entre otros  aspectos, es que  ella  ha demostrado algo fundamental , que necesitamos en Costa Rica; carácter , saber decir sí, cuando corresponde y no, cuando hay  que decir no.

La  virtud del carácter  es algo que es fundamental, enseñarlo en las escuelas, en los colegios. Tener carácter,  no es  ser malcriado, es saber enrumbar, nuestro pensamiento y nuestras acciones, hacia objetivos claros y  a veces contundentes.

El  carácter, es muy importante cuando  en la administración publica hay que  tomar acciones para  terminar obras, concluir estudios o realizar planes de trabajo. La ministra Rocio Aguilar, no ha buscado la popularidad , sino que ha mostrado con claridad cual es la ruta que hay que seguir, aunque  esta sea agria y dura  o  que  en algunos casos hay que tomar riesgos pues hay que hacerlas cosas..

He querido detenerme  en la personalidad de la Ministra, que recientemente dejó su cargo, por el sencillo hecho, que ella ha sabido trabajar la relación con el  los diputados  y con los diferentes actores del estado, con diligencia y con sentido de responsabilidad.

Doña Rocio Aguilar ha trabajado con seriedad, no ha buscado el reconocimiento, sino más bien, ha señalado al pais las rutas agria y difíciles  para lograr serenar  la  intensa marea fiscal.

Su diligencia ha salvado al país de difíciles momentos y ha enrumbado  en parte  la situación fiscal del país. Nos toca de ahora en adelante darle  seguridad  a las nuevas autoridades ,de manera que se puedan conciliar todas las actividades posteriores, que son de vital importancia para el pais.

Doña Rocío ha  realizado un buen trabajo .Como en todo, no es posible contentar a todos en materia fiscal, pero hay una ruta clara,   que involucra todo el país. La hora del trabajo conjunto ha llegado, pues las dificultades  están aun presentes.Se nos ha ido alguien, que supo encumbrar el país, es algo que debemos hacer todos, en materia educativa, para rescatar la nave perdida de la educación nacional. Los retos de nuestros , no son ideológicos, son de saber  ejercer carácter  en todo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.