Hoy 15 de setiembre, un día para reflexionar

Aprovechando este sublime momento y el sentimiento patriótico que nos embarga, hacemos un respetuoso pero vehemente llamado a la ciudadanía en general, a hacer un alto el camino y meditar muy bien sobre el difícil  momento que atraviesa Costa Rica.

El país pasa por una etapa delicada; por un lado, la precariedad de las finanzas públicas, con todas las consecuencias que esto implica y por el otro, la pugna entre diferentes grupos pretendiendo imponer a los demás, su forma particular de entender las relaciones sociales; no pocas veces, llegando al irrespeto abierto y hasta a la violencia verbal y de hecho, contra quien piensa distinto.

Instamos a todos los costarricenses a reflexionar muy bien sobre el clima económico, social y político que nos agobia, así como, a retomar la senda del respeto y tolerancia entre todos nosotros, para así seguir gozando de la paz, armonía y democracia, que nos han caracterizado.

Hemos gozado más de 50 años, de una excepcional paz social y política, que ha sobrevivido a los vaivenes del incierto y cambiante mundo de la economía, hemos podido tener un pueblo saludable y educado, donde una parte muy importante de él ha tenido acceso a la educación técnica y universitaria.

Esos técnicos y profesionales junto con los demás trabajadores obreros y campesinos, hemos generado una importante riqueza, que ha permitido elevar el nivel del bienestar de muchos costarricenses; pero aún quedan compatriotas viviendo en la pobreza, lo cual debe ser un acicate, para que juntos busquemos la forma de rescatarlos y darles las oportunidades de salud, educación y trabajo, para que así con el apoyo de todos nosotros, la sociedad y con su propio esfuerzo logren los recursos necesarios y suficientes para vivir dignamente.

Una patria divida y con confrontaciones entre sus ciudadanos, producto de motivaciones e intereses particulares y/o sectarios, no es el camino para resolver los graves problemas que nos aquejan y mucho menos aprovechar las oportunidades para mejorar el bienestar de todos los costarricenses.

Hoy más que nunca debemos estar unidos; una patria dividida difícilmente podrá resolver las graves amenazas y mayores retos, debemos asumirlos todos juntos y de la mejor manera, debemos hacerlo por el bien de nuestros hijos, nietos y futuras generaciones..

Costarricenses, en este día tan especial, la Cámara Nacional de Radiodifusión, respetuosamente, les hace un llamado para forjar y mantener un diálogo virtuoso por visionario, respetuoso y patriótico, como la única forma inteligente para resolver nuestras diferencias como pueblo, como sociedad, como país.

Vivan por siempre el trabajo, la solidaridad y la paz, viva Costa Rica.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.