193 años de la administración de justicia

El 1 de octubre  la democracia costarricense conmemoró 193 años de contar con un Poder Judicial al que se le asignó por mandato constitucional: administrar justicia.

Las funciones  jurisdiccionales del Poder Judicial implican garantías que se traducen en el respeto de su autonomía, independencia e imparcialidad. Estas garantías delimitarse adecuadamente, imponiendo límites claros y definidos, si se hace lo contario, la independencia judicial se convierte en un discurso vacío.

Al acercarse la conmemoración  del bicentenario como  nación independiente, es un momento propicio para reflexionar sobre la independencia judicial como  garantía ciudadana en  una sociedad que aspira a fortalecerse como un Estado Constitucional y Social  de Derecho.

Los desafíos que tenemos como sociedad son muchos pero contamos desde el Poder Judicial aseguran que contamos con  jueces independientes apegados al  ordenamiento jurídico. Y con la  actitud valiente y decidida de fiscales, defensores, policías judiciales y de  todas las personas servidoras judiciales en todo el territorio nacional que representan con orgullo a este Poder de la República.

Independencia Judicial: fortaleza de nuestra Democracia

PODER JUDICIAL

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.