Una canción desesperada.

El país ha caído en el punto mas bajo de su gobierno, los problemas socio- económicos son dinámicos, si estos no se atienden, la administración es errática y deviene en retroceso, hemos llegado a un punto de quiebre peligrosísimo para la sociedad en su conjunto. La muestra es el caso del etanol, se sigue improvisando,  tanteando y con ocurrencias nada aconsejables, para empeorar las cosas tras su aborto viene la venganza de Recope con un aumento desmedido del combustible cuando las variables económicas no lo justifican,  el precio del crudo viene a la baja hace meses y el tipo de cambio se ha mantenido estable, en estos días cuando el pueblo anda distraído, la  encuesta del CIEP lo confirma,  más de la mitad de costarricenses estamos disconformes con esta administración,  cuando no se gobierna, se desgobierna…un año de fracasos.

No hay políticas públicas claras,  continuamos sin rumbo, se improvisa, se gobierna por ocurrencia y vivimos del tanteo permanente, no hay gobierno, lo peor, no hay oposición, el bipartidismo tradicional que quedaba se plegó a la administración,  no hay  lideres,  ideales ni programas, el sistema de partidos políticos está en crisis, los partidos emergentes que vendrán no tendrán ni la experiencia ni la visión de conjunto que el país exige, se votara nuevamente por el menos peor, y continuaremos mas mal hasta sucumbir, no hemos leído correctamente la realidad del vecino del norte y del vecino del sur, el pueblo vive confundido, desinteresado, adormecido creyendo que un día vendrá el Mesías político, si no hacemos nada por Costa Rica, nadie lo hará……

Urge que la sociedad civil participe mas, vigile mejor,  ejecute el control político al cual renuncio nuestra Asamblea Legislativa, urge la rendición de cuentas y las sanciones efectivas.

Es menester una reactivación de la economía, promoviendo, incentivando,  otorgando crédito barato y oportuno a las empresas, especialmente pequeñas y medianas, emprendedores, cooperativas, asesorándolas. En vez de hipotecar el país, es urgente unaracionalización del gasto público-  mega salarios,  pensiones de lujo, transferencias, superhabits engavetados, mejorar la recaudación, cobrarle impuestos a todos y controlar la evasión.-

Hay que entrarle al los problemas prioritarios: desempleo, costo de vida y seguridad ciudadana, si no se atienden, nos destruyen, como decía Jean Francois Revel, las democracias también mueren…..

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.