Tortuguero un paraíso.

0

La vida un ciclo maravilloso e inexorable, se rige por sus propios lineamientos, los cuales hay que entender, respetar e impulsar, sin perder de vista que la naturaleza es sabia, y la humanidad encargada de heredar a las futuras generaciones este bello Planta, patrimonio de la humanidad.



Es vital usar sistemas sostenibles, alianzas estratégicas en pos de proyectos que generen una verdadera política de conservación, así mismo producir la riqueza para financiar proyectos de sostenibilidad. “La unión hace la fuerza y la constancia enfocada con sabiduría genera el éxito”.

Un viaje inimaginable, mágico, que rompe con todas las expectativas y sin duda dejará una sensación de paz, admiración y gratitud a Dios, lo es ir a los Canales del Tortuguero. Un viaje de ilusiones y fantasías que al final, serán superadas por el majestuoso escenario.

La carretera de asfalto se une al camino de piedra, la frescura del valle central, con el calor caribeño, la amabilidad del ser tico se extiende sin fronteras. “El pipante”, (embarcación angosta de bajo calado, para navegar en ríos), espera sobre el sereno río la Suerte que angosto y seguro, susurra, que suerte para ti la aventura que estas por vivir.

Sin iniciar la fantástica aventura; una hormiga camina por un chaleco salvavidas, la misma resbala, cae al río, ella nada hacia el pipante y en el instante en que estaba por subir, un pez la come. Moraleja; sin palabras complejas la Naturaleza explica el ciclo de la vida y por qué, no hay que romper ese frágil equilibrio.

Las alas blancas del pipante se extienden, cual si fuera una gaviota rumbo a su destino; el río la Suerte, la Penitencia y el Tortuguero, se unen y nace la hermosa laguna del Tortuguero y sus canales. Un humedal cuidado con recelo por gigantes guardianes que luchan por preservar la vida en este rico ecosistema, ellos son el Almendro montañés, sobreviviente de la tala indiscriminada, el Guarumo, especie de un bosque secundario que se resiste a morir, 2.000 especies de plantas, 400 especies de árboles, más de 52 especies de peces de agua dulce, es el santuario donde desova la tortuga verde, la baula y la carey y otras especies de tortugas terrestres, es el hogar del manatí, dantas, jaguares, mapaches, pizotes, cocodrilos, erizos, congos y cientos de especies de aves y crustáceos; vida diurna y nocturna que espera ser descubierta y preservada.

La bóveda verde conformada por los gigantes de más de 40 metros de altura, acarician el cielo, el crepúsculo pinta de vivos colores las aguas y la selva. Un bello atardecer en el paraíso, hace meditar con humildad sobre, ¿cuál es la verdadera misión de la humanidad sobre esta bella Tierra?

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta