Problemas con las matemáticas

Ay no, las matemáticas son muy difíciles. Nunca voy a aprender matemáticas, no nací para esto.

Estas expresiones y otras igualmente negativas, las escuchamos muy seguido, y son bastante dañinas.

En 2007, un estudio realizado en Estados Unidos con 373 estudiantes, hombres y mujeres, de séptimo grado descubrió que los estudiantes que creían que «no podían mejorar la inteligencia que tenían» no sobresalían en matemáticas, a diferencia de los estudiantes que entendieron que su inteligencia era mejorable.

En 2013, tres investigadores italianos acompañaron a 120 niñas de 6 años que cursaban el primer grado de la escuela primaria. Los científicos percibieron que las estudiantes que pensaban que las matemáticas no eran para las mujeres tenían un desempeño peor en la disciplina que las demás alumnas.

Parece el rendimiento que tenemos a la hora de resolver matemáticas se basa en la percepción de que no somos aptos para ello, como ya estamos influidos negativamente para fallar.

Ahora los científicos explican que para mejorar en matemáticas es mejor aprender visualmente, con dibujos, cubos, y cuerdas, con creatividad y trabajo en equipo y exaltando los errores cometidos en lugar de condenarlos.

Además, se considera que muchas clases de tradicionales enfatizan demasiado la rapidez con la que los estudiantes resuelven los ejercicios, lo que desalienta a aquellos que no pueden seguir ese ritmo.

Mucho de lo que se puede hacer para mejorar está en el seno familiar, por eso se sugiere que los padres «den un mensaje positivo» sobre la capacidad para resolver operaciones y problemas matemáticos a sus hijos.

Otra opción es el juego, por ejemplo a los pequeños se les puede enseñar jugando a los dados, para aprendan a contar, a sumar y a restar.

Lo importante es que normalicemos las matemáticas, con el fin de que el cerebro no las analice como algo negativo a priori.

Fuente: BBC MUNDO.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.