¿Por qué es importante conmemorar el Día Internacional de la mujer?

La Asamblea General de las Naciones Unidas declaró en 1975, el 8 de marzo como el Día Internacional de la Mujer. Desde ese año se conmemora esa fecha en todo el mundo.   Hablamos de conmemorar porque la intención es hacer memoria y no festejar.

No celebramos…recordamos que en el siglo pasado cientos de mujeres lucharon por sus derechos económicos, políticos y sociales y una gran mayoría perdieron en el intento sus vidas, sus familias y sus pertenencias, por apostar a que un mundo más justo era posible. 

No celebramos, recordamos que pasaron 45 años después de la Declaración Universal de los Derechos Humanos en 1948, para que se reconociera que los derechos de las mujeres también son derechos humanos.

Si en este país el 76,1% de los hombres en edad de trabajar forman parte de la población activa, mientras que el porcentaje es del 49,6 % en el caso de las mujeres. ¿Podemos permitirnos como sociedad desaprovechar tanto talento para el avance de la humanidad?

Si las mujeres en Costa Rica ocupan apenas el 30% de los puestos de dirección en el sector privado

Si las mujeres en nuestro país ganan entre un 12 y un 30% menos que los hombres por igual trabajo. Y esta diferencia se agrava en general con la edad, especialmente cuando las mujeres tienen hijos e hijas.

Si lasmujeres dedican en promedio 22 horas semanales más en comparación con los hombres al trabajo doméstico no remunerado.

No hay nada que nos dé más poder como humanidad que la igualdad… nos permite aprovechar los talentos de todas las personas para el avance del mundo.  La propuesta no es fomentar posiciones antagónicas sino lo que queremos proponer, es un reconocimiento a la existencia de las deudas históricas que en materia de igualdad de hecho siguen afectando a la mitad de la población mundial, que sin ser minoría es tratada como tal.

La sensibilidad, la creatividad, atender situaciones de crisis, administrar la carencia, organizar y asumir responsabilidades difíciles, son características que se nos refuerzan con mayor demanda a las mujeres.  Sin embargo, no es lo único que define a la población femenina. La inteligencia, el liderazgo, la astucia, la capacidad de respuesta, entre muchas otras, se suman a la lista de habilidades que deben y merecen ser reconocidas.  El aporte al desarrollo económico del país, el enorme trabajo no remunerado de los cuidados a terceras personas y la contribución a la construcción del conocimiento, son algunos de los aspectos que merecen ser examinados por la sociedad para resignificar lo que es ser una mujer en el siglo XXI.

Que cada vuelta al sol, cuando el calendario nos marque 8 de marzo, seamos capaces de conmemorar, pero sobre todo reconocer el aporte de las mujeres a la sociedad, porque sin ellas los derechos no son humanos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.