Panorama Agropecuario 18-05-2017

0

El Ministerio de Agricultura y Ganadería inició una serie de capacitaciones, dirigidas a técnicos y productores líderes de organizaciones del sector palmero, en el uso de metodologías adecuadas para el manejo del cultivo de palma aceitera, con el fin de mejorar la condición de dicha producción y, a la vez, disminuir la incidencia fisiológica del Síndrome de la Flecha Seca, que afectó la producción de palma hace dos años.



Alonso Acuña Chinchilla, Gerente del Programa de Palma Aceitera del MAG, como parte de la capacitación se promueve el uso de técnicas adecuadas en el manejo de cultivo de palma aceitera, entre ellas enmiendas agrícolas para mejorar las condiciones del suelo en que se desarrolla dicha producción, en el marco de las Buenas Prácticas Agrícolas.

El Gobierno de la República adoptó la decisión de prohibir el uso del herbicida bromacil en el territorio nacional.

Orietta: La decisión se toma tras considerar que debido a sus propiedades fisicoquímicas, el bromacil, usado en muchas fincas productoras de piña, tiene un alto riesgo de contaminar aguas subterráneas.

En los próximos días el Ministerio de Agricultura y Ganadería emitirá un decreto prohibiendo la importación de bromacil, y dando un período de seis meses para que deje de aplicarse en el campo, mientras los productores de piña hacen la transición hacia otras medidas para el combate de las malas hierbas en dicho cultivo.

Se suma a lo anterior, que dada la extensa área sembrada de piña en Costa Rica en la cual se aplica bromacil, el uso de este herbicida tiene altas probabilidades de contaminar acuíferos y afectar poblaciones humanas.

Un decreto ejecutivo publicado recientemente en La Gaceta, reglamenta el procedimiento para la inscripción de nuevas variedades de semillas para su comercialización, con el fin de minimizar los riesgos en la producción y promover el sano comercio entre las empresas comercializadoras de semillas.
Este Reglamento no altera en absoluto las prácticas de intercambio y venta de las variedades denominadas “criollas”, ya que éstas no se registran ni se regulan.

Hasta nuestro Panorama Agropecuario.

También podría gustarte Más del autor

Deja una respuesta