Palabras del Sr. Andrés Quintana Cavalli, presidente de CANARA

Costarricenses, La tranquilidad y continuidad de la institucionalidad
democrática de nuestro país no tiene precio ni se negocia, es nuestro deber
ciudadano garantizarla, sin permitir que algunos pocos la irrespeten.  

Han sido muchos años, vidas y dolor lo que nuestros antepasados pagaron
para que hayamos podido disfrutar por muchas décadas, de una democracia sólida que fue ejemplo a nivel mundial; de una Seguridad Social que logró llevarnos a alcanzar niveles de atención y salud que solo ostentan pocas naciones desarrolladas en el mundo; que logró hacer de la protección al medio ambiente un modelo de desarrollo y de ingreso de divisas para los costarricenses; una nación que vivió en armonía hasta ser reconocidos como el país más feliz del mundo.

Simplemente, no se vale que en un lustro lo tiremos todo por la borda!, es
nuestra responsabilidad asegurarnos de que esto sea permanente en el tiempo y que continuemos innovando para ser ejemplares para un mundo en el que siendo una pequeña economía, fuimos capaces de hacer grandes contribuciones.

Los poderes de la República deben de respetarse, estemos de acuerdo o no
con ellos y sus decisiones legítimas.   Somos una democracia y como tal, es
en las urnas o en los Tribunales donde dirimimos nuestro destino y los
conflictos que como cualquier otra sociedad también enfrentamos.

No se vale querer hacernos cambiar por otras vías.  Procuremos ser más
responsables por nuestras decisiones y acciones, y no seamos presa fácil del discurso vacío que solo apela a las emociones.

La patria es primero, asumamos nuestras responsabilidades y rechacemos de manera enérgica el populismo, que es siempre la ruina de los pueblos.

Seamos costarricenses de cabeza serena, alma tranquila y corazón dispuesto a enfrentar los desafíos de los tiempos.  Nada detiene a un pueblo valiente.

Los invito a cantar, poniendo mucha atención al contenido de su letra,
nuestro Himno Nacional.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.