País al borde del caos social.

El Banco Mundial le dice a Costa Rica que el Plan Fiscal es insuficiente, para resolver la  crisis presupuestaria, mientras que, Tesorera Nacional denuncia en la Asamblea que tanto el ex ministro de Hacienda como el ex presidente de la República sabían de hueco de casi un billón de colones en el presupuesto nacional.

Todo lo anterior, en medio de una huelga del sector agrícola – ganadero del país por el gravamen propuesto a los insumos agropecuarios. En medio de esta situación el gobierno decide retirar de la corriente legislativa el Plan Fiscal y horas después decide volverlo a replantearlo.

¿Habíamos visto los costarricenses algo así? ¿Tanto desorden, indecisión, falta de autoridad, de liderazgo y capacidad de negociación? Ante la mirada atónita de los diputados y el ministro de la Presidencia, se dice una cosa e inmediatamente después se dice lo contrario…

El gobierno está manejando muy mal una situación tan delicada como esta  para el país, tras de eso se anuncian huelgas por todas partes: Uber por las razones por todos conocidas, huelga de pescadores, contra-huelga de ticos contra nicaragüenses, el sector educación anuncia huelga en medio de las celebraciones patrias y sindicatos en general están en pie de huelga indefinida con la política impositiva de parte de este gobierno. Además temas pendientes el aborto terapéutico y el matrimonio igualitario a los que se oponen  los católicos y cristianos no católicos.

¿Hacia dónde vamos si continuamos así? No hay gobierno, no hay oposición,  no hay ningún programa de reactivación económica y por consiguiente no hay ninguna política social, tras de eso nos invaden miles de nicaragüenses sin que exista ninguna política migratoria ni ningún equilibrio racional en el manejo del tema del asilo político. El malestar general lo confirman las últimas encuestas.

¿Qué hacer? Urge que el señor Presidente asuma el rol que le corresponde, mayor capacidad de negociación y de liderazgo, falta autoridad, norte, congruencia en las posiciones y decisión. Los señores diputados deben tratar de hablar un mismo idioma, ciertamente hay mucha gente joven en la Asamblea Legislativa y su inexperiencia los hace cometer errores, pero es necesario una Reforma Tributaria Progresiva racional, la comida, la educación y las medicinas no deben ser gravadas para bien del país.

Costa Rica se hunde entre las corruptelas judiciales, el “cementazo”, la inseguridad ciudadana, el robo y el crimen por doquier, y de nuevo la crisis fiscal…no dejemos que las mafias, ni los políticos nos roben la democracia… exijamos a quienes fueron elegidos en las urnas electorales soluciones visionarias, justas e inteligentes.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.