Muerte de Lewis el Koala

Talvez algunos oyentes de Panorama recordarán que días atrás, trascendió la noticia del rescate por parte de una pareja de un koala, en medio de los feroces incendios forestales que azotarón una región de Australia.

 El video del rescate de Lewis, nombre con el que fue “bautizado  el koala se hizo viral, y en él se ve al pequeño marsupial, mientras huía de las llamas en una carretera junto a un bosque y a uno de sus rescatadores cubriendo al animal con una camisa y rociándole  agua en el pelo chamuscado mientras el animal emitía alaridos de dolor. Esto provocó  un aluvión de mensajes de solidaridad y donaciones de australianos ante el dramatismo de las imágenes.

Sin embargo durante una revisión días después para evaluar las heridas y cambiar los vendajes, los veterinarios estimaron que el animal no había mejorado de sus lesiones y fue sacrificado por la organización animalista encargada de su cuidado, al no recuperarse de las lesiones en su cuerpo causadas por el fuego el pasado 20 de noviembre.

“Hoy tomamos la decisión de poner a dormir a Lewis”, indicó en Facebook el Hospital de Koalas en Port Macquarie, en el estado oriental de Nueva Gales del Sur.  “El objetivo principal del hospital es el bienestar animal, por lo que tomamos la decisión” de eutanasiar al koala, apuntó el centro.

Hoy día no hay cifras oficiales, pero los expertos creen que el número de koalas fallecidos durante los  incendios puede superar los mil, de una población total que ronda los 80.000 especímenes.

Estos marsupiales, endémicos de Australia, ya se encuentran amenazados por el desarrollo urbanístico y la clamidia, una enfermedad bacteriana que les causa ceguera, infertilidad y en algunos casos la muerte.

Los incendios, que han matado a varias personas y calcinado 500 viviendas y 13.000 kilómetros cuadrados, han sido relacionados con la crisis climática, a pesar que el Gobierno, defensor del carbón, trata de eludir el debate.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.