Montes submarinos en el mar de Costa Rica

A lo largo de tres semanas, un equipo de científicos a bordo del buque de investigación Falkor del Schmidt Ocean Institute , exploró los montes submarinos en las profundidades del mar en Costa Rica; en particular, examinaron las aguas que rodean el Parque Nacional Isla del Coco, y quedaron maravillados por el ecosistema de la zona.

Los investigadores descubrieron varias especies nuevas, y esperan que sus hallazgos les permitan comprender más sobre cómo estos montes submarinos proveen un corredor esencial para los animales marinos.

La Isla del Coco fue declarada patrimonio de la humanidad por la UNESCO en 1997. Este parque nacional está rodeado por aguas profundas y cuenta con un ecosistema marino diferente al de todas las islas de la región.

Usando vehículos operados por control remoto, los investigadores realizaron 19 inmersiones para explorar las profundidades marinas, y algunas llegaron a miles de metros de profundidad. Los hallazgos fueron impactantes, para bien y para mal.

Los científicos fueron liderados por el Dr. Erik Cordes de la Universidad del Temple, quien ha estudiado la vida marina de todos tamaños, desde pequeños microbios hasta peces y corales, señalaron que en el transcurso de sus inmersiones, descubrieron al menos cuatro nuevas especies de coral de aguas profundas y otros seis animales nuevos.

Al inspeccionar estos montes submarinos por primera vez, los investigadores aprendieron mucho más sobre las comunidades de corales alojadas allí y cómo protegerlas de posibles amenazas.

Las imágenes que obtuvieron son una mirada fascinante a la biodiversidad que existe muy por debajo de la superficie del mar. Entre los descubrimientos destaca un ejemplar de coral negro que mide unos 2 metros de altura, lo que lleva a los científicos a creer que tiene aproximadamente 1,000 años de antigüedad.

“Esta nueva investigación apoyará los esfuerzos de Costa Rica para conservar estos importantes hábitats al ofrecer una base de referencia de las increíbles especies y ecosistemas que se encuentran en las áreas más profundas, que no siempre reciben la atención que merecen”, dice Wendy Schmidt, cofundadora del Schmidt Ocean Institute

Desafortunadamente, los hallazgos también muestran que los humanos ya han afectado este ecosistema. Durante su inmersión a 3,600 metros de profundidad, descubrieron una gran cantidad de basura de los humanos.

 A medida que aumentan las amenazas por parte de las industrias pesqueras y energéticas a las especies que habitan estas montañas submarinas, los investigadores trabajan más rápido que nunca para analizar e implementar medidas para proteger a estos organismos vulnerables.

Fuente : My Modern Met.com en español

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.