Lo que significa ser madre

Y para conmemorar este día tenemos esta reflexión que se llama  Lo que significa ser madre

Ser madre no significa solo cambiar pañales, calentar chupones o pelearte con las comidas. Ese es solo el comienzo; el momento en el que una madre se da cuenta de que es capaz de hacer cualquier cosa por un mundo al que ha dado la vida. Ese mundo, es ese hijo en el que hay millones de ilusiones…

Ser madre significa cambiar tu vida, tu tiempo y tu forma de pensar por tus hijos. Significa dar todo tu corazón y entregar tus fuerzas cada día para sacarlos adelante y enseñarles a vivir.

Significa tener una razón de ser para el resto de tu vida. Querer aprovechar y exprimir cada momento al máximo. Tener sentimientos encontrados al ver cómo los hijos crecen, sintiendo dicha y nostalgia cuando avanzan dando pasos de gigante por la vida.

Si hay un amor que podamos llamar verdadero es el amor sincero de una madre, un amor que a su vez es eterno e infinito. En realidad, ser madre implica seguir los pasos de unos pequeños maestros, los hijos, que con solo existir y sin saberlo les enseñan a amar de manera incondicional. Ser madre significa nunca más estar sola en el pensamiento, pues una madre siempre piensa doble: por sus hijos y por ella.

La maternidad no significa sonreír siempre, sino también llorar a veces. Son muchas noches de insomnio, carreras, emergencias y dudas.

A las madres nos duele más que a nadie decir NO a los hijos;  retarles, medir sus fuerzas, verles caer, abandonar  sus sueños o desaprovechar sus capacidades… Pero conocemos la importancia de los límites y pretendemos que los hijos los aprendan. Una madre quiere que a sus hijos les vaya bien en la vida, pero también quiere que haya tormentas y aprendan a enfrentarlas. 

Ven mejor que nadie los defectos en sus hijos, sin embargo, los aceptan y nunca los esconden. Saben si sus hijos no están bien con solo mirarlos.

.

Probablemente sacrificar sus metas, sus aspiraciones o su vida por sus hijos no hace de una madre un ser valiente, pero sí la persona más tenaz y generosa del mundo. Las noches en las que sus hijos despiertan con fiebre, enfrentarse al mundo y superar todos los miedos, sacarlos adelante y protegerlos ante todo; es lo que hace a las madres el mejor ejemplo de valentía y amor.

Porque las madres son las personas más fuertes del mundo. Su debilidad es su punto fuerte y este siempre será el amor hacia los que cada día encienden su corazón y sus ganas de vivir… los hijos.

Fuente: lamenteesmaravillosa.com

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.