Lo que necesita saber del nuevo SARS-CoV 2

Los Coronavirus, son virus que se encuentran tanto en los animales como en los humanos, se descubrieron desde 1930 y se conoce que causan infección en los seres humanos desde 1960. Son 7 los Coronavirus que pueden enfermar a las personas, 4 que se conocen como coronavirus humanos y 3 que se conocen como zoonosis, al ser los últimos de origen animal (SARS y MERS). Los Coronavirus humanos se caracterizan por ser virus respiratorios que causan síntomas tipo resfriado, en pocos casos causan síntomas gastrointestinales como dolor abdominal, vómitos/diarrea, y no se asocian a enfermedad grave.

El SARS y el MERS son coronavirus que se caracterizan por la neumonía grave y por la alta letalidad de las personas enfermas. En diciembre del 2019 en Wuhan, China aparece el nuevo Coronavirus SARS- CoV 2 que causa la enfermedad COVID-19. Este virus se ha caracterizado por infección de vías respiratorias en personas de todas la edades pero afectando con mayor gravedad a las personas mayores y a personas con otras enfermedades crónicas. De todas las personas afectadas un 9% corresponden a los niños, éstos han demostrado que la gravedad en ellos es menos frecuente. Las embarazadas no han demostrado que el virus las afecte a ellas o a sus bebés diferente que a otros adultos sanos. El 80% de todos los infectados tienen enfermedad leve, la letalidad varía según edad, siendo tan baja como un 0,3% hasta un 3% en los adultos mayores.

Una vez que una persona tiene contacto con el virus puede desarrollar síntomas de 2 a 14 días después y tener la infección por 7 a 21 días. La persona enferma puede excretar el virus desde 2 días antes del inicio de los síntomas hasta 24 días después si se tiene problemas en las defensas.

Es un virus que es contagioso pero no tan mortal como otras enfermedades infecciosas. Su forma de transmisión es a través de la vía respiratoria y por contacto con superficies contaminadas con las secreciones respiratorias, es por esto que las principales medidas para la prevención son la higiene de las manos, la etiqueta al toser y estornudar y la limpieza ambiental.

El virus puede permanecer en las superficies u objetos inanimados de 2 horas a 9 días sin embrago, es lábil al desinfectante común, al alcohol etílico al 70% y al cloro. Además de las medidas básicas de higiene, se deben tomar medidas de contención, de manera que la aparición de los casos sea lenta y el sistema de salud pueda atender las necesidades de los pacientes.

Así que si nos piden cuidar a nuestros hijos sanos en casa, es mil veces mejor que tener a muchos niños enfermos en las aulas y a sus abuelitos en los hospitales.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.