La quiebra de Costa Rica

Dos  recientes hechos , que han afectado nuestro país, son de notable  duda por  la seguridad nacional. Una avioneta que  se encontraba descargando droga , estaba en proceso de ser enterrada, es el primer  dato. Por la otra parte, en  Costa Rica, otra avioneta estalla también con  droga, se incendia y hay restos  de  paquetes de droga y muertos.

Ambos dos eventos, no son casualidad.Forman parte  de la inseguridad  en que se encuentra nuestro país , tanto por la droga como como por la falta de mayor  vigilancia sobre  territorio nacional. Reconocemos lo que positivamente hacen ya las autoridades.

Costa Rica se encuentra seriamente  afectada por  el ataque de la droga. 

Conviene   que nuestras   autoridades, piensen  en mejorar  la vigilancia estratégica de nuestro territorio. Lo que acaba de ocurrir,  hace urgente que la vigilancia de nuestro territorio nacional, sea también con más intensidad  en las horas de la noche, pues es sabido, que es el momento en que entran las naves y avionetas ,a dejar   el dinero, la cocaína y marihuana en nuestro territorio.

La vigilancia  del país  debe  cubrir el mar, y el territorio nacional, pues todo implica la seguridad nacional  de usted y sus hijos.

Costa Rica  urge de vigilancia  aérea intensa y permanente ,y por tierra y desde  el mar, tal como se hace, pero  debe ser:  más especializada  ante el ataque del crimen. Debe ser más fuerte  esta vigilancia, y   requiere  aviones, que puedan controlar  la comunicación aérea y terrestre, y los movimientos  marinos  con alta tecnología, lo cual es ciertamente  un reto nacional.Para esto hay naves especializadas  en este tipo de controles,  que vuela a  mucha altura y hace el trabajo  requerido.  Las autoridades  son expertas y saben de lo que hablo.  

Aunque el costo es alto, la inversión para la defensa  del país, frente a  las cataratas de drogas  que  entran a Costa Rio,  vale la pena invertir.  

La  vigilancia marina y aérea en el sur de Costa Rica, nos muestra a un país que debe tomar desiciones  más  severas. Nuestro país debe fortalecer en las escuelas, y en los hogares , valores y virtudes , tanto en los centros educativos, en las municipalidades, en las asociaciones de las comunidades, para fortalecer humanamente el espíritu nacional, ante 

el embate  de  lo ilícito.

Necesitamos  una vigilancia permanente en la parte sur  de Costa Rica,  que abarque, no solo la frontera entre Punta Burica y Sixaola , sino que cubra toda la región, tanto en sus playas como en sus montañas, con un mensaje de fortaleza  ante la crisis, para lo cual el Ministerio de Educación y Medio ambiente y  el Ministerio de seguridad, pueden promover valores nacionales antes y más allá del 15 de setiembre. La batalla  por nuestros jóvenes  ya se inició, para mejorar  la educación y  cada uno de los valores nacionales.

No permitamos que Costa Rica se nos vaya de las manos, cada uno tiene en sus manos la defensa de  unos metro cuadrados de Costa Rica, cuidémoslos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.