La exposición ocupacional a polvo de granos

La producción de granos básicos es una de las principales actividades económicas en América Latina. Se estima que sólo en Centroamérica hay más de dos millones de familias, y casi 12 millones de personas dedicadas a la producción de estos granos.

En el caso de Costa Rica, el sector agropecuario ocupa el segundo lugar de importancia en la generación de empleo, mientras que la producción de granos básicos representa aproximadamente el 8% de las actividades agrícolas. Sin embargo, hasta hoy, pocos estudios en la región han examinado la exposición ocupacional a polvos de granos y sus efectos respiratorios y alérgicos.

Es por ello, que un grupo de investigadores del Tecnológico de Costa Rica tomó la iniciativa de realizar esta una investigación que tiene como nombre: La exposición ocupacional a polvo de granos y sus efectos respiratorios y alérgicos en trabajadores de centro de acopio de granos en Costa Rica.

Escuchemos a la química y máster en salud ocupacional, María Gabriela Rodríguez, del TEC

En estos centro de almacenamiento de granos los trabajadores no solo  se examen al polvo diariamente, sino que además suelen tener jornadas laborales muy extensas, de hasta 12 horas diarias y en algunos casos de lunes a domingo, en cuanto a la frecuencia de síntomas respiratorios encontramos que un 43% de los trabajadores reportó haber tenido al memos uno de los síntomas relacionados con el asma en el último año.

El estudio, fue financiado por la Vicerrectoría de Investigación y Extensión del TEC y se realizó entre octubre del año 2014 y diciembre del 2015. En total, participaron 136 trabajadores de ocho centros de almacenamiento de granos, localizados en las zonas de Guanacaste, Puntarenas, Alajuela y San José.

La investigación concluyó que los operarios de los puestos de descarga y secado de los granos obtuvieron las concentraciones más altas de polvo, mientas que las más bajas fueron las observadas en los trabajadores del puesto de empaque.

La investigación también incluyó recomendaciones, una de ellas fue instalar sistemas de extracción localizada con ventilación adecuada en las máquinas; separar las áreas del proceso mediante paredes o recintos y encerramiento de máquinas.

Gracias a este tipo de investigaciones que realiza el TEC se busca mejorar la calidad de vida de los trabajadores de nuestro país.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.