Imprudencias, aguacatazos y macanazos

El tema del momento es el desempleo. En un país de poco más de cinco millones de habitantes, con una fuerza laboral de un poco más de dos millones de personas, uno de cada siete costarricenses está sin empleo y dentro de las ocurrencias del Presidente de la República, según informaron los medios periodísticos, está el decir que: “El que no quiere salir adelante, puede quedarse sentado”.

¿Qué ha hecho usted para disminuir el desempleo y de paso defender la libertad de expresión Señor Presidente? ¿Piensa usted tomar acciones claras y contundentes contra las múltiples ocurrencias sin fundamento de su gobierno?

Cierto, usted heredó un problema de gobiernos anteriores, en especial de la Administración Solís Rivera, la cual bloqueó el ingreso del aguacate mexicano sin bases técnicas reales, aspectos que, en algún momento, le mencioné al gobierno anterior, en un medio de comunicación escrito. No se vale buscar generar lástima en la ciudadanía y decir que se heredaron problemas, porque usted estaba al tanto de todo esto cuando siendo ministro por más de 3 años, decidió competir por la Presidencia de la República.

El ingreso de muchos costarricenses es muy irregular, una de cada siete familias en Costa Rica no tiene para como comer. Esto está generando un peligroso caldo de cultivo para la delincuencia y el caos social, lo cual pareciera que va a paso lento pero seguro; es lo que algunos facinerosos quieren para el país.

Retirar las reservas con respecto a los derechos conexos, que realizó la Administración anterior es matar a la radiodifusión de señal abierta y gratuita. Y con esto se  atenta contra la libertad de expresión e información. ¿Qué es exactamente lo que se proponen algunos?

Atacan sin cuartel al sector empresarial, esto provoca desempleo y problemas sociales; celebran con bolsas de aguacates que el aguacate mexicano no entre al país, para que luego nos condenen por una millonada de dólares, que ninguno de esos funcionarios públicos que generaron el problema, van a pagar. y ahora buscan destruir la economía de los medios de comunicación libres y gratuitos. ¿Para qué? ¿Para limitar la libertad de información y expresión? ¿Para que no haya una prensa independiente y así eliminar el libre pensamiento? Decía Winston Churchill, quien fuera Primer Ministro de la Gran Bretaña durante la Segunda Guerra Mundial: “Una sociedad donde los hombres no puedan decir lo que piensan, no puede durar mucho”.

El periodismo, señores del gobierno, es el guardián de la democracia. Trescientas nueve mil personas, señor Presidente, trescientas nueve mil personas no tienen empleo y eso implica que más de un millón de personas no tienen un sustento fijo para comer. Menos ocurrencias y “aguacatazos” señores del gobierno, necesitamos inteligencia en la toma de decisiones. Continuaremos alzando la voz y expresando nuestro sentir, aunque algunos quieran matar a la radiodifusión abierta y gratuita.

Como bien dice un amigo, la patria siempre es primero y viene siendo hora que se tomen acciones legales contra los responsables del “Aguacatazo”; así como de cualquier otra ocurrencia que busque destruir a la actividad empresarial privada y la libertad en Costa Rica, usted como periodista, señor Presidente, lo sabe muy bien.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.