Imas renueva marca Duty Free: compras buenas que hacen cosas buenas

Costa Rica se diferencia a nivel latinoamericano, porque las tiendas libres de impuestos ubicadas en los puertos y aeropuertos, tienen la particularidad de que sus ganancias netas son utilizadas en su totalidad para la lucha contra la pobreza.

Hoy a la par de la incorporación de la tecnología y las telecomunicaciones en la oferta programática del Instituto Mixto de Ayuda Social IMAS, con el programa “Hogares Conectados”, la institución vive otro elemento transformador, que es el proceso de modernización de las tiendas libres Duty Free del IMAS.

Esta nueva identidad pretende integrar valores a la marca y a la experiencia de compra como el optimismo, la felicidad y la satisfacción de contribuir a mejorar la calidad de vida de las personas en situación de pobreza; lo que permite diferenciarla y hacerla más atractiva ante los ojos de las personas turistas nacionales e internacionales.

En el 2016, las tiendas Duty Free del IMAS tuvieron un crecimiento de 9,64% con respecto al 2015, siendo el mejor resultado de los últimos cinco años. Las ventas superaron los 26 millones de dólares, generando utilidades netas de más de 3 millones de dólares.

Las ganancias obtenidas a través de las tiendas Duty Free, se distribuyen en los servicios que ofrece el IMAS para combatir la pobreza en Costa Rica; los cuales buscan promover habilidades, destrezas y liderazgo, fortalecer aspectos como el educativo y la capacitación, el acceso a las tecnologías de información y el emprendimiento en la población atendida para garantizar su derecho a tener calidad de vida e igualdad de oportunidades.

El posicionamiento de las tiendas Duty Free como una marca con un alto beneficio social, responde a una serie de acciones ejecutadas durante esta administración, para impulsar las tiendas Duty Free, entre las que destaca, el proyecto en desarrollo de la ampliación en un 179,8% de la superficie de la tienda 13 en el área de llegada al país, pasando de 166,84 m2 a 466,84 m2.

La lucha contra la pobreza nos ha de convocar a todos y todas; la institución tiene el reto de migrar a un modelo de administración de las tiendas con visión de empresa. Es necesario invertir en calidad del servicio al cliente, mejorar la mezcla comercial, generar ofertas para atraer a los clientes nacionales y extranjeros, debemos superar la visión conformista y entender que siempre es posible hacer la diferencia. Recuerde que cuando usted y yo compramos en las tiendas libres de impuestos del IMAS, estamos cambiando rostros tristes por sonrisas y haciendo posible que muchas más personas vivan con dignidad.

Compras buenas que hacen cosas buenas, para seguir haciendo la diferencia.

Emilio Arias Rodríguez
Ministro de Desarrollo Humano e Inclusión Social
Presidente Ejecutivo del IMAS

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.