Hoy es Navidad

El silencio de los campos, en donde los pastores cuidaban su rebaño, fue iluminado por miles de estrellas y ángeles anunciando la  buena nueva. 

Paz a los hombres de buena voluntad. Un Niño nos ha nacido, el Hijo de Dios para quien no había espacio, está en el pesebre. Este es el gran momento en que todos los hombres fueron llamados a la paz. También es un mensaje  de paz para  todos los costarricenses. Para que cada persona, cada hogar, cada pueblo, cada comunidad acudan a este momento de reflexión, qué significa  el nacimiento  del Hijo de Dios en Belén. 

La paz y el entendimiento  tienen su primer objetivo en el combate de la violencia en nuestro país, es realmente un reto que debemos proponernos todos los ciudadanos.

La realidad es que hay muchas situaciones del país, que solo se solucionan con la acción directa del ciudadano, sí de usted. El año que termina, ha sido amplio profundo en urgencias  educativas. Los números nacionales e internacionales en educación, se  nos han venido al  suelo. Esto no un momento de pesimismo, sino es sobre todo un planteamiento profundo, que nos lleva a preguntarnos: hacia  de hacia dónde va la sociedad costarricense. 

El  principio fundamental del cambio es fortalecer el plano educativo de la familia. La institución familiar está ametrallada desde la academia, algunos medios de comunicación local, de unos organismos internacionales,  forman parte  de un objetivo ataque a la convivencia social que nos heredaron nuestros antepasados.

Uno de los objetivos podría ser, retomar con fuerza  la responsabilidad de educativa de la familia, para que así cada una, se ocupe de la calidad educativa que reciben sus hijos, pero también con un mejor entendimiento entre la escuela y la familia.

La  nueva educación de Costa Rica, requiere  de un accionar mas diligente, por  el  mejoramiento de  cada alumno

.

La Navidad no un encuentro con el consumismo exacerbado, sino  con una profunda esperanza delegar el bien a todos los habitantes de este gran país que amamos todos,

Feliz Navidad.  Y  paz a los costarricenses  de buena voluntad.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.