Flygskam.

Los suecos están preocupados por volar,

No, su temor no se basa en el miedo que muchas personas experimentan cuando deben hacer un viaje aéreo y piensan en la posibilidad de un accidente. Su preocupación se basa en los efectos al ambiente que ese vuelo puede provocar.

El «flygskam«, que significa, literalmente, «la vergüenza de volar«, es el nombre que se le ha dado a este movimiento creciente en el país escandinavo, que urge a los pasajeros a no volar y a elegir medios alternativos de transporte para reducir su huella de carbono.

Y así como nació el término flygskam, también emergió el «tagskryt» u orgullo de viajar en tren. Una forma de alentar a sus compatriotas a utilicen este medio de transporte.

¿Tienen razón los suecos de pensar que en trasladarse por otros medios para afectar menos el ambiente?

La respuesta es sí.

Al viajar en tren un pasajero emite 14 gramos de dióxido de carbono por kilómetro, en comparación con los 285 gramos emitidos si se desplaza en avión.

Fuente: BBC Mundo.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.