Escritura de algunas palabras

En nuestra sección En defensa del español, el filólogo Carlos Díaz Chavarría nos aclarará la escritura de algunas palabras que generan dudas. Al respecto nos señala:
“Ante las recurrentes dudas de cómo se escriben ciertas palabras, es importante que nos informemos de cómo se hace correctamente porque algunas se escuchan igual, pero poseen significados diferentes, o se escriben de la misma manera, pero no significan lo mismo. Esto es vital para no caer en confusiones y, por supuesto, evitar esos barbarismos del lenguaje que atentan contra el uso correcto del español”.
La primera palabra que nos explica don Carlos es “pretención” tanto escrita con “c” como con “s”. Según lo señala ambas palabras son válidas, pero tienen significados distintos. “Pretención” con “c” es de uso en Venezuela con el significado de «cualidad de pretencioso»; es decir, presuntuoso, que pretende más de lo que es. En cambio “pretensión” con “s” tiene varios significados, como el de solicitación para conseguir algo que se desea, también significa el derecho bien o mal fundado que alguien juzga tener sobre algo o significa una aspiración ambiciosa o desmedida.
Otro término que genera dudas es si se escribe “intitulado” o “titulado”. Con respecto al título de un texto, es válido el uso de cualquiera de los dos adjetivos; así que se puede hablar tanto de un artículo intitulado como titulado.
Por último, Carlos Díaz nos aclara si la palabra “asertivo” puede escribirse tanto con “s” como con “c”. Al respecto explica que “asertivo es un adjetivo que proviene del sustantivo aserto, por lo que debe escribirse solo con s, al tener esta letra la palabra de la cual se deriva, y significa afirmativo. En gramática, significa enunciativo y en psicología se aplica a la persona que actúa con asertividad y a sus comportamientos. También asertividad es la cualidad de las personas capaces de afirmar su personalidad y defender sus opiniones frente a los demás.
Más información sobre el uso correcto del español será material de próximas cápsulas. Muchas gracias al filólogo Carlos Díaz Chavarría por tan valiosos aportes.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.