Encuentro de culturas

Hoy es 12 de octubre, el cual hemos denominado como “El encuentro de culturas”

En 1492 el almirante genovés, Cristóbal Colón, llega a lo que posteriormente se denominaría como América, un continente desconocido para los europeos de esa época.

Como todos sabemos, el navegante iba en busca de las Indias y por error llegó a un lugar que ni se imaginaba que existía.

Este hecho es uno de los momentos fundamentales de la historia universal y representa el encuentro de dos mundos que habían evolucionado independientemente.

Colón había zarpado del Puerto de Palos, en España, dos mese y nueve días antes y como quien dice, ya la cosa se le estaba poniendo color de hormiga con la tripulación, cuando por fin avistaron tierra.

Los expedicionarios llegaron a una isla de Las Bahamas, a la que bautizaron como Guanahani, donde encontraron un grupo de tainos, grupo étnico, dedicado a la agricultura y a la convivencia pacífica.

De acuerdo con le propio Colón, los habitantes de estas tierras no conocían las armas y la ver las espadas españolas algunos se cortaron los dedos al no saber que tenían filo.

Y hablando de filo, en Guanahani, los españoles probaron productos hechos con maíz, maní la piña, papa. Además, esa isla se cultivaba tabaco y pimienta.

Unos días después las embarcaciones siguieron su camino y el 25 de diciembre llegaron a lo que hoy es Cuba, la cual primero se llamó Juana y luego La Española.

3 semanas después Cristóbal Colón y un grupo de sus marinos zaparon de regreso a España a dar las buenas nuevas a los reyes Fernando de Aragón y Isabel La Católica.

Aprovechemos este momento para aclarar que entre los españoles más instruidos la idea de que la Tierra era plana no era concebible. De hecho, había bastante certeza de que era redonda.

Sin embargo, el problema era conocer las distancias del planeta. Para muchos expertos el viaje hacia otras tierras, en ese momento desconocidas, era una locura por lo largo de la travesía.

Lo que sí es cierto es que la Reina Isabel La Católica insistió ante su esposo para que el sueño de Colón fuera una realidad.

Y con esto llegamos al final de esta historia, la cual no sabemos si es feliz o no.

Eso lo decide usted.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.