El Gobierno está comprometido con el bienestar de las personas y está trabajando para proteger su bolsillo

Por eso esta semana, el Instituto Costarricense de Electricidad, ICE, dio a conocer que las tarifas eléctricas disminuirán más del 10% entre octubre de este año y enero del 2020.

Será una disminución en dos tractos. La primera rebaja comenzará a aplicar a partir de este octubre, y será del 2,8%. El segundo de los tractos se aplicará a partir del 1 de enero de 2020, y será del 7,4%. En total, la reducción promedio acumulada será del 10,2%.

Estas rebajas significarán un ahorro para las familias y las empresas costarricenses, pues pagarán menos por el uso que hacen de este servicio que brinda el ICE.

Por ejemplo, una casa que consume 200 kilovatios hora al mes paga actualmente unos 18.300 colones. Con el primer ajuste, disminuirá aproximadamente a ₡17.800. A partir de enero, esta casa pagará alrededor de ₡16.400.

Las empresas también se verán beneficiadas con esta acción. Un cliente comercial o industrial del ICE que consuma 3 mil kilovatios hora por mes actualmente paga unos ₡459.000 aproximadamente. A partir del 1 de enero, con el mismo consumo, cancelará ₡411.000. Es decir, se ahorrará alrededor de ₡47.400.

Es importante mencionar que estas rebajas contribuirán sustancialmente a disminuir costos de operación y producción en las distintas empresas del país, tanto grandes como pequeñas. Esto permitirá que los empresarios puedan producir más barato y que puedan utilizar ese ahorro en planes de crecimiento, aumento de planillas o inversiones futuras de la empresa.

Se debe tener claro que estas rebajas son una realidad gracias al compromiso permanente de esta gran institución que tiene como fin producir electricidad de manera no contaminante protegiendo, al mismo tiempo, el bolsillo de todos los costarricenses.

También se debe considerar esta acción como una prueba más de que la prioridad del Presidente Carlos Alvarado continúa siendo la generación de empleos y la promoción del crecimiento económico. Esa es la brújula que continúa orientando, por completo, el accionar del Poder Ejecutivo y del Gobierno.

Por eso, es que las acciones en materia de reactivación económica por parte del Gobierno no se quedarán aquí. El Poder Ejecutivo no se detendrá y seguirá tomando todas las decisiones que sean necesarios con el fin de promover el crecimiento económico, el empleo y el bienestar.

Es un compromiso público que continuaremos impulsando porque el Gobierno está convencido de que Costa Rica es capaz de salir adelante si trabajamos juntos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.