Educación para la armonía

Una actitud pacífica, no es  incompatible con la exigencia, que tiene Costa Rica , de lograr un profundo cambio educativo, desde los primeros años del desarrollo del niño. Todos los informes , del Estado de la Educación y los cambios  educativos  propuestos  por diferentes instituciones, apuntan a la necesidad de potencias la educación  preescolar, que  debe tener todo  niño. Muchos de los  fracasos escolares se desestancan en el segundo grado escolar,  en donde muchos niños llegan sin capacidad de lectura.

Este es  el espacio de tiempo,  en que  los jóvenes absorben, la cultura, la música, la educación que transmiten los padres de familia y los  educadores a  temprana edad.. 

Se trata ,ciertamente, de una época de exigencia,  para los educadores y padres de familia pero de vital importancia para cada niño en su vida  de educando.

Están equivocados aquellos que   afirman que la educación de  hoy en día, es  únicamente: internet, informática  e idiomas. 

No , no, hay aspectos más  vitales, de mayor profundidad  en la educación de los jóvenes, que no son de orden tecnológico o de idiomas, es algo más profundo.

La  falta  de  familias solidas, la destrucción de los vinculo matrimoniales, la estabilidad propia de la vida intrafamiliar , atacan igualmente a  toda la educación nacional.

Me  pregunto entonces , cómo vamos a construir una cultura de paz,  cuando estamos  cada vez más, sufriendo de violencia  en la función estratégica nacional: la familia. De alli  que sea muy importante, que los educadores puedan enseñara sus alumnos: cómo respetar, cómo amar, cómo cuidara sus padres, cómo cuidar a sus hermanos, cómo respetar a sus hermanas, novias, para formar  en el futuro hogares estables.Es  además importante  preguntarnos si el sistema educativo,  sabe enseñar cómo superar los conflictos  y comp  restaurar la amistad ,en las relaciones más cercanas .

Todo estos  parte del sistema educativo, que   esta haciendo agua, si  no participamos cada no como  actores interesados. 

La  responsabilidad educativa  esta en nuestas manos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.