Covid- 19

Costa Rica y la humanidad entera enfrenta una enfermedad epidémica que se extiende en casi todos los países del mundo, por lo que se declara pandemia, por el director de la OMS don Tedros Adhanom.  Situación que preocupa por los niveles alarmantes de inacción sobre el virus COVID-19 y su alto porcentaje de contagio.

El índice de mortalidad de un 3.2% pareciera bajo relacionado a otras enfermedades, el principal problema es la fácil propagación y lo resistente del coronavirus que, ataca con consecuencias mortales a poblaciones vulnerables, las cuales se necesita sean protegidas.

Las poblaciones más vulnerables son las personas adultas mayores, cardiópatas, hipertensas, diabéticas, con cáncer y todas aquellas de muy bajas defensas.  Hoy más que nunca estamos llamados a la solidaridad y la responsabilidad como costarricenses de enfrentar esta dura prueba, en una labor de equipo.

Un Trabajo de equipo involucra a cada compatriota, llámese agricultor, artesano, empresario, estudiante, misceláneo, político, profesional, todos tenemos que ponernos la camiseta del costarricense y defender la vida, todos contamos con familiares que pertenecen o pertenecemos a estos grupos vulnerables.

Nadie está exento de esta pandemia, todos tenemos el poder de minimizar las consecuencias, con simples protocolos como el lavado correcto y constante de manos, el saludo sin contacto, no asistir a conglomerados, evitar salir de la casa, sólo en caso necesario, máxime si presenta síntomas respiratorios.

La única forma existente para detener el contagio masivo en nuestro país es; asumir con absoluta responsabilidad el papel que, a cada quien corresponde, como guardar la distancia de 1.8 metros uno del otro, intensificar las acciones de limpieza y desinfección, acatar las recomendaciones de las autoridades de salud.

Es de esperar afectación en la economía familiar y en la economía nacional, más hay que recordar que, lo que está en juego son vidas humanas.  La suspensión de clases, el teletrabajo y otras actividades no son vacaciones, simplemente es para evitar la circulación de la gente en vía pública y así evitar el contagio.

Favor cooperar, el asunto es serio, no es necesario alarmarse ni preocuparse, lo importante es ocuparse en cumplir los protocolos estrictos de higiene, prevención y la ingesta abundante de agua.  Aconsejable conservar alimentos para un mes y medio, principalmente para evitar salir por ese concepto, sin provocar un desabasto. La capacidad hospitalaria de Costa Rica es eficiente, como el segundo flanco de batalla, el primer flanco lo es usted, ayudemos a Costa Rica a no saturar la infraestructura hospitalaria, menos llegar al punto de que los médicos se vean obligados a decidir a quien darle prioridad.

Los comentarios están cerrados.