Costa Rica sigue siendo una excepción.

Según la organización mundial Reporteros Sin Fronteras, Costa Rica es el país del continente americano mejor ubicado en libertad de expresión y derechos humanos, ante un sombrío panorama regional.

Señalan como amenazas en América: el autoritarismo, la desinformación, la corrupción, la inseguridad y la violencia cotidiana contra la prensa, en especial en países hermanos.

Los costarricenses debemos tener presente estos peligros para enfrentarlos, a cada momento, y continuar siendo un ejemplo mundial. Recordemos siempre que sin libertad no hay democracia posible.

Al celebrarse el 3 de mayo, el Día Mundial de la Libertad de Prensa, debemos hacer un llamado para profundizar la calidad de nuestra democracia. Se requiere atender los serios problemas nacionales y enfrentar el futuro con creatividad. Mejorar la legislación para un mejor acceso a la información pública, fortalecer la transparencia, promover el surgimiento de más medios informativos de calidad y que se despenalicen los delitos contra el honor.

También se debe fortalecer el periodismo investigativo, para enfrentar la corrupción, el crimen organizado y el narcotráfico e impulsar la educación digital para que podamos distinguir las llamadas noticias falsas de las verdaderas y apoyar a las organizaciones que luchan en defensa de los derechos humanos.

Costa Rica no es un país aislado, lo rodean muchos peligros que debemos analizar y afrontar.

Celebremos todos los 3 de mayo, el Día Mundial de la Libertad de Prensa y Expresión, como acto para reafirmar nuestra forma de ser y nuestra democracia.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.