Costa Rica no aguanta más impuestos

Todos sabemos las dificultades económicas que atraviesa el país. Muchos incluso las viven en carne propia todos los días.

Somos conscientes de que los costarricenses como usted, aún están acomodando el bolsillo a la aplicación del Impuesto al Valor Agregado (IVA); y por eso creemos que este no es el momento para establecer nuevos tributos.

La Cámara de Infocomunicación y Tecnología (INFOCOM), que agrupa a las empresas de televisión por suscripción, proveedores de internet y telefonía celular, entre otros; advirtió días atrás, sobre un nuevo impuesto que golpearía las finanzas de los costarricenses usuarios de servicios de telecomunicaciones, como televisión por cable, satélite y plataformas digitales que difunden contenido, tales como Netflix y Amazon Prime.

El impuesto está incluido en el proyecto de ley de Cinematografía y Audiovisual, que se discute bajo el expediente N° 20.661 en la Asamblea Legislativa. El texto en manos de los diputados, incluye un cobro adicional del 1,5% sobre este tipo de servicios que hoy pagan los usuarios.

Es una reforma que afectaría a más de 883.000 hogares, sin importar su nivel de ingreso. En términos más simples, 7 de cada 10 familias serían impactadas con el nuevo cobro.

INFOCOM lamenta que la iniciativa de ley no haya sido socializada ni consultada con los proveedores de televisión por cable ni los consumidores de estos servicios.

El impuesto en discusión se sumaría a otros tributos que ya hoy pagan los usuarios de servicios de telecomunicaciones, como el 13% de IVA, un 0,75% que va al Sistema de Emergencias 9-1-1; así como la contribución del 1% destinada a la benemérita Cruz Roja sobre los servicios de telefonía móvil. Para estas últimas dos tasas, se discuten actualmente proyectos de ley para incrementar al 1% la tasa del 9-1-1 y ampliar la base a servicios de internet en el caso del denominado impuesto rojo.

Creemos que la cultura es importante; por eso, la industria de Telecomunicaciones propone buscar mecanismos alternativos para financiarla, pero NO a través de más impuestos. Una opción, por ejemplo, son los incentivos fiscales, que ya se utilizan en otros países.

Lamentamos que este nuevo impuesto para los costarricenses tenga el apoyo del Presidente de la República y su ministro de la Presidencia; pero confiamos en que la mayoría de diputados, que representan al pueblo, entiendan que Costa Rica ya no aguanta más impuestos.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.