Bebidas energéticas

Las populares bebidas energéticas recibieron una mala noticia en el Reino Unido. A partir de ahora, si quiere tomarse una, debe ser mayor de 16 años

La medida la han adoptado los propios supermercados, al convencerse de los efectos nocivos de este tipo de bebidas en los adolescentes, ya que cada lata de producto contiene el equivalente a 12 cucharadas de azúcar y 3 tazas de café, toda una “bomba” para la salud, según los especialistas.

Y es que las consecuencias se consumir bebidas energéticas pueden llegar a ser muy graves, por ejemplo: aumento de la presión arterial y la posibilidad de provocar arritmias.

La iniciativa de los supermercados británicos obedece a varias campañas de diferentes organizaciones, pero sobre todo a la del popular chef británico Jamie Olivier, quien bajo el hashtag #NotForChildren ha impulsado un movimiento para evitar que los niños y adolescentes consuman este tipo de bebidas.

Los estudios parecen ser contendentea, una reciente investigación de la Universidad de Waterloo, en Canadá, encuestó a unos 2.000 jóvenes de entre 12 y 24 años que consumían estos productos.

Más de la mitad de ellos reconoció que tras ingerirlas experimentaron efectos negativos.

En concreto, el 24,7% aseguró haber sufrido palpitaciones, un 24,1 reportó dificultades para dormir, un 18,3% afirmó haber tenido náuseas, vómitos o diarrea, y un 3,6% aseguró haber experimentado dolor en el pecho. El 3,1% dijo que había solicitado o considerado pedir asistencia médica.

Si bien la medida que adoptaron los supermercados británicos es novedosa, las advertencias sobre el consumo de estas bebidas han sido señaladas desde hace años por la comunidad médica.

Fuente: BBC MUNDO.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados, pero trackbacks Y pingbacks están abiertos.