Avanzar en la dirección correcta

El primer paso, en torno a la discusión y aprobación de la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas, está dado y vamos en la dirección correcta.

Pero Costa Rica no puede y tampoco debe quedarse empantanada en la discusión de un único tema, cuando la gama de necesidades y urgencias son múltiples, para una nación que necesita ponerse a producir. Este proceso, en torno al plan fiscal debe ser el banderazo de salida para iniciar otros temas de discusión, buscando una mejora en la competitividad, la eficiencia y eficacia del Estado. Solo así podemos seguir por la senda del progreso, pues necesitamos competir con distintos países de la región y generar un bienestar para los costarricenses.

La aprobación en primer debate del proyecto de Finanzas Públicas, envía también una señal positiva hacia el exterior,  que Costa Rica respeta sus compromisos y que los atiende como corresponde, sobre todo hacia las calificadoras de riesgo, a fin de que mantengan una buena posición del país y así evitar mayores encarecimientos económicos para la población.

Este país, sigue siendo una nación democrática que conoce y respeta las vías legales. Los señores diputados procedieron según los principios democráticos que representan al costarricense y quedó en evidencia que la mal llamada “democracia de las calles”, no funciona ni es representativa de la enorme mayoría del pueblo costarricense.

Pese a la presión de los líderes sindicales, las acciones que emprendieron contra la ciudadanía como los bloqueos, la afectación a servicios esenciales, dejar a miles de estudiantes sin lecciones y con millonarias pérdidas para pequeñas y medianas empresas, quedó claro que la huelga ha sido injusta, pero también ilegal con las múltiples declaratorias que han ido emitiendo los juzgados laborales.

Este proceso, en torno a la discusión fiscal no termina aún, falta dilucidar qué pasará en la Sala Constitucional y un segundo debate, pero debemos avanzar positivamente en otros cambios como sanear las finanzas públicas y sobre todo contener el gasto.

La actual administración y las futuras deben ordenar el tema del gasto público y ponerles tope a las anualidades, cesantías y otros pluses salariales como el tema de dedicación exclusiva y discrecionalidad.

El sector empresarial considera además que se debe encaminar en la discusión de una nueva Ley de Empleo Público; digitalizar el Estado y ordenar las transferencias obligadas por ley.

Costa Rica debe ordenarse y encaminarse por sendas más seguras en el balance fiscal, donde es urgente formalizar al sector informal que llega al 44%; apostar por un único régimen de pensiones, controlar los pluses salariales, pues es urgente reactivar la economía y poner a caminar al país.

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.