Abuso psicológico y patrimonial

La vida es corta, se vive sólo una vez, sin embargo, hay personas que viven su vida con una carga adicional sobre sus espaldas, carga que duplica y triplica las responsabilidades, producto de la inoperancia, irresponsabilidad y descaro de hijas e hijos, incluso yernos que, endosan la crianza de sus hijos a los abuelos.

En la juventud se trabaja por sacar adelante una familia, competencia de parejas que deciden traer hijos al mundo.  Teoría que se desvanece violentamente, al dejar a los abuelos ya en edad avanzada, la dura tarea de mantener nietos, hijos adultos y a sus respectivas parejas, peor aún, siendo personas normales y con recursos.

No es justo manipular a las personas adultas mayores, con los sentimientos que ellos espontáneamente brindan a sus nietos, sentimientos que son manipulados por los legítimos padres de esos nietos, para evadir las responsabilidades que les   corresponde y, cómodamente hacer que los abuelos se despojen de su patrimonio.

Recursos tan bajos para sacar provecho, son un abuso psicológico y patrimonial, de personas inescrupulosas que en complicidad con las leyes se escudan, al decir que los abuelos ayudan voluntariamente.  Personas sin escrúpulos que no les importa las verdaderas necesidades y penurias que los abuelos están viviendo.

No es justo desgastar emocional y económicamente a los abuelos que, ya bastante han luchado en la vida, ellos están en una edad linda para disfrutar jubilosamente de los hijos, nietos y del tiempo que en otrora fue utilizado en trabajar, proveer y resolver el día a día. No es justo a estas edades cargarlos de responsabilidad ajena.

Las hijas y los hijos en un momento dado tienen que ser responsables de sus vidas y las vidas que engendran, quizás una incapacidad crónica sea un motivo, salvo lo anterior, no hay escusas para desatender las obligaciones inherentes a la maternidad y a la paternidad, no hay escusas para maltratar a los abuelos.

Es triste observar a los ancianos abuelos deprimidos, sin que les presten atención, abuelos sin poder comer por falta de dientes, abuelos que teniendo recursos que pueden ser invertidos en sus necesidades, son utilizados en cubrir necesidades de los nietos, porque sus progenitores no asumen sus deberes como corresponde.

Ancianos que mueren víctimas de sus nobles sentimientos, mueren sin tener calidad de vida en su vejes, por dar bienestar a los desposeídos por la irresponsabilidad, el egoísmo y el despotismo.  Basta de maltratar a los abuelos, basta de permitir la impunidad contra el abuso psicológico y patrimonial de los abuelos.      

También podría gustarte Más del autor

Los comentarios están cerrados.